Hosting por dinahosting.

SUSANA DÍAZ

Es un personaje con mucho empuje y ambición. Su curriculum es bien conocido. Hija de Triana, de un fontanero y una ama de casa, que estudio derecho, licenciatura que alcanzó después de diez años de estudios.

Su vida ha estado inmersa en el PSOE desde sus Juventudes Socialistas hasta alcanzar la Presidencia de la Junta, pasando por concejal del Ayuntamiento sevillano, y por varias consejerías.

Un historial brillante que le ha permitido llegar a la Presidencia de la Junta, pero que tiene importantes déficits para saltar a la política nacional. El más importante creo que es que toda su vida ha estado situada en Andalucía, prácticamente no conoce ninguna otra región de España, y mucho menos otro país europeo.

Tampoco conoce nada sobre la UE. Andalucía no es una región media de España, es un extremo en lo malo, la peor renta “per capita”, la peor tasa de paro, la peor región en los informes PISA sobre la enseñanza, etc.. Con ello quiero indicar que no tiene nada que ver que el que conozca bien Andalucía significa que pueda gobernar España.

De entrada, Susana quiere compatibilizar su Presidencia de la Junta con la Secretaría General del PSOE en Madrid, y hemos de suponer que este paso lo quiere hacer para presentarse a las elecciones generales como candidata a la Presidencia de Gobierno de España.

Recuerdo que hace ya algunos años estaba buscando un candidato para el puesto de Delegado de ventas en Madrid de una empresa de alimentación. Y el candidato que mejor se ajustaba al puesto era andaluz, y con un acento indudable de que era andaluz. Lo consulté con varios amigos del mismo negocio y todos ellos quisieron quitarme esta idea de la cabeza, pues los vendedores madrileños no aceptarían a un jefe andaluz, ni los clientes se sentirían seguros con un Delegado andaluz. Estaba claro que en Madrid catalogan a los andaluces solo para puestos de menor importancia. Ha sido precisamente un diputado del PSOE de Madrid quien recientemente quiso imitar a Susana diciendo “quiero un PZOE ganaó”.

Pero Susana tiene más déficits. Su vida ha estado inmersa en el PSOE, y fue elegida por quien ahora se enfrenta a un juicio por prevaricación (Griñán). Si el PSOE lleva gobernando Andalucía desde 1982, hace ya treinta y cinco años, y han llevado a esta Comunidad a mantenerse en la cola en todos los aspectos económicos, industriales, financieros, educativos y laborales, qué méritos puede presentar Susana para convencernos de que en España estaríamos mejor con ella, que además es una fiel representante del histórico PSOE andaluz.

Aunque hasta el momento Susana ha evitado cualquier imputación de las muchas que se han hecho a miembros de la Junta, no puede ocultar que su partido y también en el tiempo en el que ella ha permanecido, ha practicado de forma intensiva el pervertir los objetivos de cada uno de los presupuestos de que disponía para premiar a sus amigos y afiliados. Es la conclusión de los casos de los ERES y de Formación que se está dilucidando en los juzgados. A Griñán y a Chaves no se les acusa de apropiarse de dinero, sino de dirigir de forma torticera las ayudas previstas en los Presupuestos.

Si hay una conclusión a todo esto, sería la de que Susana se quede en Sevilla, y que continúe con su labor a favor de los andaluces, pero si el PSOE quiere gobernar de nuevo en España, haría bien en olvidarse de Susana, precisamente porque está apoyada por toda la cúpula del partido.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.