Hosting por dinahosting.

Activos + 50 : Un estilo de vida pro-activo

Una de las características de las sociedades desarrolladas es el elevado número de personas que, a partir de los 50 años de edad, están laboralmente retirados total o parcialmente.

Dejando de lado las condiciones particulares de salud y sus consecuencias que, en algunos casos puedan limitar sobremanera cualquier intención de acometer actividades orientadas al servicio a los demás, es indiscutible que hay muchas personas que, teniendo niveles de salud envidiables, se dejan llevar por la inoperancia. Obviamente, dicha actitud, fruto de la desgana y la inactividad, conlleva el inicio de un proceso de deterioro personal progresivo tanto a escala intelectual como sentimental y operativa, con nefastos resultados para la persona individual y la sociedad en su conjunto.Por el contrario, hay personas que aprovechan la nueva situación para hacer aquellas cosas que, deseando haberlas realizado, no pudieron afrontar por falta de tiempo. Son personas pro-activas con visión positiva y optimista dispuestas a seguir progresando personalmente y ser útiles a la sociedad aplicando sus capacidades y actitudes para bien propio y de  los demás.

Atención especial merecen los que desean seguir haciendo lo que hacían habitualmente en su puesto de trabajo pero aplicándolo ahora de forma desinteresada en Proyectos de Desarrollo Social (PDS). Me refiero concretamente a personas con experiencia y capacidades para la dirección empresarial o aquellos que tienen profundos conocimientos y/o habilidades profesionales finas de alta valoración.

Las personas calificadas como Activos+50 por la asociación Delta Gent Activa, son tan útiles a la sociedad como cuando estaban laboralmente activas. Lo único que cambia es que ahora pueden elegir en qué aplicar sus conocimientos, habilidades e intereses, en qué momento y por cuanto tiempo. Pueden elegir en qué PDS colaborar e implicarse y disfrutar de un conjunto de gratificaciones internas más importantes que las compensaciones económicas, pues, son fruto de un espíritu de servicio hacia los demás sin esperar recompensas.

Existen tantas y diversas necesidades en nuestra sociedad por cubrir y en las que colaborar, que no resulta difícil encontrar aquel PDS que esté en sintonía con los intereses y circunstancias personales.

Evidentemente, no todos los PDS son de asistencia social dirigidos a segmentos marginados, sean en nuestra sociedad más próxima o en naciones subdesarrolladas; hay mucho que hacer socialmente en nuestro entorno más próximo.

Como se ha dicho en muchas ocasiones, es un tremendo error y despilfarro social desaprovechar todo lo que la sociedad ha invertido en la educación de sus componentes – así como lo que cada persona en particular haya hecho por su  desarrollo personal y profesional – debido a circunstancias socio económicas que llevan a oficializar  el desempleo de personas en condiciones idóneas de seguir siendo útiles.
Por la misma lógica, también podemos decir que es un tremendo error personal y despilfarro despreciar o desaprovechar la educación recibida y las propias capacidades por el hecho de estar laboralmente inactivos. Hacerlo es tanto como condenarse a un suicidio en cuanto al Desarrollo personal. FXL

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »