Hosting por dinahosting.

ARRIOLA 1

10792366Pedro Arriola, sociólogo sevillano, es desde hace veinticinco años primer asesor de los Presidentes de Gobierno del PP. No ha habido decisión trascendente en los Gobiernos del PP que no haya sido filtrada por Arriola. Su último asesoramiento conocido, ha sido la no promulgación de la nueva Ley sobre el aborto.
El diario digital El Confidencial, acaba de publicar un capítulo de un nuevo libro titulado “El brujo” del periodista Graciano Palomo, del que destacan los siguientes apartados.

La historia se inició en enero de 1990, cuando Arriola se instaló en un chalecito de la calle Los Narcisos de Madrid, que además, servía de lugar de encuentros secretos entre un emergente Aznar y personalidades de todos los sectores de la vida política española (Duran i Lleida, Arias Salgado, Pío Cabanillas, Nicolás Redondo, etc..). También José Mª Fidalgo, líder de CCOO, que terminaría por colaborar con Aznar en FAES.
El Jefe de la derecha política disponía así de un lugar discreto para mantener encuentros secretos con personas que no deseaban en esos momentos ser vistas con él y viceversa. Muchos personajes poderosos de entonces, sólidamente instalados en el “felipismo” que cubría todo el poder, empezaban a llamar a las puertas del joven halcón de la derecha. Así empezó a gestarse la “casta”.
Al poco de comenzar, Arriola contrata a Cristobal Montoro y José Folgado, expertos en diferentes materias económicas, y durante muchas tardes, Montoro y Folgado aleccionan al que luego sería su jefe en el Gobierno, acerca de las grandes cuestiones macroeconómicas que debe conocer un futuro presidente. Son sus profesores particulares mientras Arriola ejerce de anfitrión.
Los servicios esenciales que se prestaban a Aznar, eran: preparación de discursos, documentación precisa del pasado y del presente, estrategias diseccionadas al milímetro, apuntalamiento de temas, etc..
Su íntimo amigo, José Ignacio Wert, ya era entonces su encuestador de cabecera a través de Demoscopia. Luego, Arriola será básico para que Wert sea ministro.
Durante los ocho años que estuvo Aznar como jefe de la oposición, Arriola tenía claro que el gran enemigo a batir era Felipe González. La principal tarea que tenían era precisamente estudiar a Felipe. En este punto, se producían muchas fricciones con otros colaboradores de Aznar. Por ejemplo, con Miguel Angel Rodríguez, al que Arriola despreciaba por “bruto”, elemental y poco sutil.
En ocasiones especiales, Arriola consideraba que era necesario recurrir a agentes externos para confeccionar piezas oratorias brillantes y de impacto. Uno de esos escribidores fue Fernando Ónega.
La famosa frase “¡Váyase señor González!” que son muchos los que se han apuntado como autores de la misma, fue realmente de Rafael Arias Salgado, hoy al frente de la multinacional francesa Carrefour.
Como vemos, el nivel de intimidad entre Arriola y Aznar era máximo, y con Rajoy tres cuartos de lo mismo. Ya puede Gallardón defender su nueva Ley sobre el aborto, que si Arriola ve que con ello podría disminuir el número de votantes, la Ley no se aprueba.
Arriola es también en estos momentos quien está detrás de la frase “o nosotros o el caos”, con la que esperan ganar las próximas elecciones

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »