Hosting por dinahosting.

¿AUSTERIDAD PARA QUIEN?

portada-que-austeridad-mataEn el pasado año de 2014, el Estado gastó 461 000 millones de euros, frente a los 420 000 de 2007. Es decir, de austeridad nada de nada, ya que el conjunto del sector público gasta hoy mucho más dinero que al inicio de la crisis. Además, hay que considerar que los escasos recortes acometidos son coyunturales, puesto que se han centrado en reducir la inversión pública y no la estructura estatal.

Difícilmente se puede hablar de austeridad cuando el Estado aumenta su gasto de forma sustancial durante estos años de graves dificultades, hasta el punto de gastar un 9,7% más que en el máximo de la burbuja crediticia, cuando las cosas iban aparentemente muy bien.

La parte más importante de los recortes aplicados durante la crisis se ha centrado en la inversión pública, una partida más coyuntural que estructural, ya que no afecta al funcionamiento básico del Estado. 28 000 millones menos desde 2007.

Pero mientras los gastos del Estado han estado subiendo durante la crisis, la recaudación fiscal se ha hundido en más de 40 000 millones, y ello a pesar de las constantes e históricas subidas de impuestos aplicada por el PP en los últimos años.

En consecuencia, el Estado continúa gastando un 15% más de lo que ingresa por vía fiscal. El gobierno de Rajoy confía en que el crecimiento económico nos permita superar el bache, pero será muy difícil generar los ingresos fiscales extra que generaba la burbuja inmobiliaria. De tal forma, que habrá que reducir más los gastos si se quiere que las cuentas cuadren.

Es muy de lamentar todo lo comentado, teniendo en cuenta el gran esfuerzo que ha hecho la sociedad española para evitar el aumento del déficit público.

Y que, sin embargo, no nos ha servido. Los recortes en sanidad y educación, no han ido acompañados por recortes en otras áreas del Estado, menos sociales pero más estatales. Rajoy ha apostado por un Estado más fuerte, con más asesores, más puestos políticos y más policías, en detrimento de las políticas de bienestar social.

Sin embargo, toda esta política de Rajoy no es gratis. El aumento del gasto y la disminución de los ingresos, lo que provoca es un aumento del déficit público, cuyos objetivos marcados por la UE no se cumplen, y eso lo pagaremos no solo nosotros, sino también nuestras generaciones futuras.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »