Hosting por dinahosting.

BOTIN Y LA JUSTICIA

CENTRO DE PROCESO DE DATOS (CPD) DEL BANCO SANTANDERLa parte más triste de su trayectoria al frente del Banco de Santander fue su dramática relación con la justicia, ya que fue acusado en numerosas ocasiones, aunque nunca llegó a ser condenado. Veamos algunos de los casos más conocidos.

En enero de 2005 el Sr. Botín fue juzgado y absuelto por autorizar unas pensiones desorbitadas a su exconsejero delegado Sr. Corcóstegui (108 millones de euros) y de su copresidente cuando todavía se llamaba BSCH, Sr. Amusátegui (56 millones). Fue absuelto al considerar que no había ninguna ley que pusiera límites a estos pagos. Sin embargo, siempre queda la resaca de pensar en qué secretos tenían Amusátegui y Corcóstegui para recibir estas pensiones.
En 1996 tenía que haber sido juzgado por las cesiones de crédito, pero no lo fue debido a que de forma excepcional se modificó un criterio jurídico que había sido aplicado en infinidad de casos, esta modificación consiste en que si un acusado, lo es únicamente por la acción popular, y no por la acusación particular ni por el fiscal, no llega a ser juzgado, es la llamada doctrina Botín. En este caso, lo que hemos de suponer es que el fiscal, siguiendo ordenes del Fiscal General del Estado, y éste siguiendo ordenes del Ministerio de Justicia, y por otra parte la acusación particular que era la Hacienda Publica, quisieron exonerar al Sr. Botín.
A esta doctrina Botín, parece que se acogerá la Infanta Cristina para evitar ser juzgada, ya que tanto el Fiscal como la acusación particular, que también en este caso es la Hacienda Pública, van a seguir las ordenes del Gobierno y van a pedir la absolución de la Infanta.
Está claro que tanto Botín como la Infanta Cristina no son como los demás españoles.
En otro caso muy conocido, su Consejero Delegado Alfredo Sáenz fue condenado en firme por el Supremo por acusación falsa. En esta situación las normas del Banco de España le impedían continuar en su cargo. Pero Botín se negó a prescindir de él. Y así consiguió que Zapatero le concediera el indulto en su último Consejo de Ministros. Pero cuando el Supremo matizó que el indulto no borraba los antecedentes, no le quedó más remedio que jubilar a su mano derecha, eso sí, con una pensión de 88 millones de euros, y así asegurar el silencio futuro del Sr, Sáenz.
Sin embargo, el mayor escándalo judicial que protagonizó, fue el descubrimiento de unas cuentas en el HSBC de Suiza, donde su familia ocultaba unos 2.000 millones de euros, gracias a la famosa lista que publicó Hervé Falciani al fisco francés. La Hacienda Pública se comportó de forma muy benevolente con él, y le concedió un período de gracia para saldar la cuenta voluntariamente a cambio de evitar sanciones penales. Botín regularizó su situación pagando 200 millones de euros, y así la Audiencia Nacional no les imputó delito fiscal aludiendo a la “excusa absolutoria”
Todavía quedan otros muchos casos en que Botín tuvo que enfrentarse con la Justicia, los fondos Madoff, los bonos de Lehman, las preferentes, el fondo Banif inmobiliario. En todos los casos Botín supo sortear el temporal y salir indemne.
Por alguna razón Botín se caracterizó por alabar a todos los Gobiernos, fueran del color que fueran.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »