Hosting por dinahosting.

Cambio político a costa del PP

El Mundo:
  • Los ‘populares’ caen casi 11 puntos en relación a las elecciones de 2011
  • Pierden Extremadura, C. Valenciana, Cantabria, Aragón, Castilla-La Mancha y Baleares
  • El PSOE sufre un gran retroceso en las grandes ciudades
  • El PSOE gana en Extremadura y Asturias y podrá gobernar en seis más con Podemos

España ha quedado en manos de los pactos de izquierdas. No hay mayorías absolutas. Los datos que han arrojado las urnas vaticinan un vuelco en prácticamente todo el país a costa de la derecha de Rajoy. Las urnas han repartido las papeletas entre cuatro: elPP, que ha cosechado un auténtico batacazo electoral; el PSOE, que mantiene mal que bien el tipo, y dos partidos emergentes –Podemos y sus marcas municipales y Ciudadanos-, que se estrenan en parlamentos y ayuntamientos con una fuerza, sobre todo el primero, sin precedentes. Los populares han sido los más votados pero su caída respecto a 2011 es espectacular: 11 puntos y casi 2,5 millones de votos perdidos. En unas municipales éste ha sido su peor resultado desde 1991.

El PSOE se mantiene en segunda posición con un 25% de los votos situándose casi tres puntos por debajo de lo que cosechó en 2011. Los socialistas, con su nueva cúpula encabezada por Pedro Sánchez, no logran superar la marca de hace cuatro años, pero el hecho de que el PP, a fuerza de hundirse, se haya colocado prácticamente a su mismo nivel y, además, tenga la posibilidad de gobernar en un buen número de autonomías y de municipios pactando con Podemos puede ser considerado como una victoria.

Para los dos partidos nuevos estas elecciones se leen exclusivamente en clave de triunfo: partían de la nada y desde hoy su voz se escuchará en toda España porque, uno u otro, serán imprescindibles para asegurar la gobernabilidad en prácticamente todas las instituciones. Por su parte,Izquierda Unida y UPyD, en estos comicios, han visto como se firmaba prácticamente su acta de defunción

En este escenario que ahora se abre en todo el país, Podemos está mejor situado porque en un buen número de plazas está en disposición de sumar mayorías absolutas con el PSOE.

El Partido Popular perderá, en virtud de sumas y alianzas, las comunidades de Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Valencia,Cantabria y Baleares. En todas ellas, los socialistas -que han repetido victoria en Asturias-, junto a Podemos, y en algún caso con el apoyo de otras fuerzas de izquierda, conseguirán los escaños suficientes para hacerse con el Gobierno. El PP conservará Castilla y León,Madrid, La Rioja y Murcia. Anoche, al cierre de esta edición, en la primera de estas comunidades los populares estaban a un solo escaño de la mayoría absoluta.

El PP retiene la Comunidad de Madrid

El PP en la Comunidad de Madrid, con Cristina Cifuentes, tembló en la cuerda floja hasta el último minuto. Finalmente el escaño que se disputaban el bloque de izquierdas y el de derechas, cayó de este último lado, de manera que el PP, si pacta con Ciudadanos, podrá gobernar.

En la Comunidad Valenciana la incertidumbre se disipó antes. Los populares, con Alberto Fabra al frente, repitieron como partido más votado, pero lejísimos de la mayoría absoluta de 50 diputados. Es más, el PP, ni siquiera pactando con Ciudadanos se acercaba al listón.

Frente a ellos, un bloque de izquierdas integrado por PSOE, Podemos y Compromís acaparaba todas las opciones.

Castilla-La Mancha fue otro de los disgustos que la noche electoral deparó al PP. Especialmente duro porque su cabeza de cartel, María Dolores de Cospedal, es además la secretaria general del partido. La comunidad castellano manchega cambia de signo, tras cuatro años de mayoría absoluta de la derecha, puesto que los socialitas, conEmiliano García Page, estarán en disposición de ocupar el palacio de Fuensalida con el respaldo de Podemos.

Cospedal fue la más votada pero se quedó a un escaño de la mayoría absoluta y, en su caso, no existe la opción de apoyarse en ninguna otra fuerza puesto que en la Junta manchega Ciudadanos no ha logrado representación.

Barcelona y Madrid, en manos de los emergentes

En relación con las capitales, las urnas han constatado un importante retroceso del PSOE en los núcleos más grandes, en los que los partidos emergentes han cobrado una fuerza inusitada. Los casos más llamativos sin ninguna duda fueron los de las dos grandes capitales: Madrid y Barcelona. Ambas abren claramente una grieta en favor del cambio.

La marca de Podemos –Barcelona en Comú y Ahora Madrid-, en las dos ciudades, ha conseguido un resultado poco menos que impresionante. En la capital catalana, la formación encabezada porAda Colau, ha logrado desbancar a CiU, provocando así un auténtico terremoto político.

En Madrid, el cambio también ha sido a lo grande. Ahora Madrid, la coalición liderada por Manuela Carmena, logra lo que para muchos era impensable: batir al PP de Esperanza Aguirre. Un gobierno de izquierdas se anuncia con claridad en el Ayuntamiento capitalino después de 24 años de poder conservador.

Pese a todo, Aguirre, en su primera intervención tras conocerse los resultados quiso insistir en la idea del PP como fuerza más votada, aunque el tono de su voz traslucía claramente su sensación de derrota. La popular aseguró que lejos de apartarse de la escena, trabajará en el Ayuntamiento de la capital en el puesto en el que le han situado.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »