Hosting por dinahosting.

CAMPAÑA ELECTORAL Y MEDIOS DE COMUNICION

img_5196Que cada periódico o medio de comunicación tenga sus candidatos favoritos me parece de lo más normal. Yo también tengo mis candidatos favoritos, y en mi modestia hago lo que puedo para ayudarles. En todas las grandes democracias ocurre algo parecido. Le Monde apoya al candidato de la derecha y Le Figaro al de la izquierda.

Tal vez en lo que se distingue nuestro País a este respecto, es que la inmensa mayoría de los periódicos apoyan a los candidatos de la derecha, e intentan desprestigiar a los de la izquierda. La balanza no está nivelada.

Ya llevamos meses, desde que PODEMOS empezó a destacar, que todos los periódicos intentan desprestigiarles. Me recuerda lo mismo que ocurre con el futbol, en donde los periódicos de Barcelona intentan desprestigiar al Madrid, y los de Madrid al Barcelona. La diferencia está en que contra PODEMOS están todos, no hay ni uno solo (de los importantes) que diga algo positivo de ellos. Y sin embargo algo tendrán cuando más del 20% de la población dice que les votará. Por el contrario, el otro partido emergente, Ciudadanos, que es de derechas, sí recibe constantemente apoyos.

Con Esperanza Aguirre como candidata a la alcaldía de Madrid, ya se han destapado algunos periódicos, como El Mundo o Libertad Digital, para ensalzar todas sus virtudes, y para ocultar toda la doctrina de Esperanza que se sabe que no son del gusto de la mayor parte de los votantes. Ahora todos hablan de la bajada de impuestos que pretende Esperanza, pero nadie habla de la privatización de la Sanidad que siempre intenta imponer.

En el Congreso del PP en Valencia, en donde salió proclamado Presidente Rajoy, y derrotada Esperanza, hubo un contubernio entre Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez en donde proclamaron odio eterno a Rajoy. En este aspecto los dos han cumplido, aunque Federico mucho más Pedro J. He recordado este hecho al ver cómo se las están ingeniando para que Esperanza sustituya a Rajoy en las próximas elecciones generales.

Se trataría simplemente que Esperanza saliese elegida alcaldesa de Madrid, y que, por el contrario, al PP le fueran mal las elecciones municipales y autonómicas. Ante este supuesto, que no sería nada extraño, se movilizarían todas las fuerzas vivas de la derecha más recalcitrante para conseguir alzar a Esperanza al estrellato.

En nuestro País haría falta equilibrar un poco la balanza, y conseguir que tuvieran vida periódicos con vocación progresista. Público y lectores no les faltaría.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »