Hosting por dinahosting.

Cataluña amenaza al Gobierno por el impago de 759 millones

La Generalitat estudia acciones legales para reclamar una deuda derivada del Estatuto
En plena negociación para lograr aprobar el presupuesto autonómico de 2012 —ayer se abrió la ronda de contactos con PSC, PP y ERC—, y en otra jornada de protestas de funcionarios de prisiones por los recortes, el Ejecutivo catalán de Artur Mas recurrió al victimismo y enfocó sus iras contra el Gobierno en funciones y contra el que viene. Ayer, el consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, intervino en varias emisoras de radio a propósito del inicio de los contactos con la oposición para recabar su «sí» al presupuesto y lanzó mismo mensaje. Anunció que la Generalitat estudiará «todo tipo de medidas, incluidas las judiciales» para conseguir que el Gobierno pague a Cataluña los 759 millones de euros para infraestructuras derivados de la disposición adicional tercera del nuevo Estatuto, que se le adeudan desde 2008.

El consejero afirmó que «todo indicaba que había la intención de pagarlos». «Fue objeto de acuerdo en la entrevista entre Zapatero y Mas el 7 de febrero —recordó—; está recogido en un acuerdo en la comisión bilateral de julio; la partida correspondiente está en los Presupuestos Generales del Estado para Cataluña y tres comunidades autónomas más, y nunca se había cuestionado». Por ello, censuró que «ahora solo la excusa de que no hay dinero no se sostiene. Lo podría entender si la caja estuviese vacía, pero no es cierto porque el Estado tiene unas capacidades de acceso al crédito infinítamente superiores».

«Chapuzas» y engaños Mas-Colell consideró que este impago del Estado es «un intento chapucero de desplazar déficit desde la administración central a las autonomías». Y advirtió que el no disponer de este dinero, supone tensiones «graves» de tesorería para Cataluña sumida en un momento de dificultad de financiación. «Están intentando tomarnos el pelo, pero seguiremos intentando que paguen. Estudiaremos si podemos tomar medidas legales, aunque no tengo muchas esperanzas de a dónde puede llegar», reconoció el consejero.

Tras estas declaraciones, Mas-Colell se reunió por turnos con representantes del PSC, del PP y de ERC con el objetivo de recabar apoyos que sumen una mayoría absoluta para lograr aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2012. Una primera ronda de contactos en la que ya dejaron entrever afinidades. «No hemos visto medidas claras de reactivación económica», explicó la portavoz adjunta del PSC en el Parlamento catalán, Rocío Martínez-Sampere, que situó estas medidas y la necesidad de preservar la cohesión social como las dos líneas rojas, además de que no haya acuerdo con el PP, fijadas para negociar las cuentas. ERC, a su vez, afrontó la negociación «con voluntad de acuerdo y sentido de país».

Con todo, como era de prever fue con los representantes del PP con quien hubo más «feeling». El aval de los populares ya le permitió a Mas aprobar las cuentas de 2011 —las de los recortes— y para las de 2012, con Rajoy en La Moncloa, se intuye el mismo acuerdo. El portavoz del PP en en el Parlamento catalán, Enric Millo, explicó que condicionan su sí a que Mas mantenga su política de austeridad y de contención del gasto en el sector público no administrativo, a frenar los recortes sociales —que ahorren cerrando «embajadas», no hospitales, por ejemplo— y a no aumentar la presión fiscal sobre los ciudadanos.

Millo incluso dio la razón al gobierno catalán y calificó de «injustificable» que Zapatero no haya pagado los 759 millones del Estatut. Aunque no confirmó si Rajoy lo hará.

JANOT GUIL/ BARCELONA – Día 08/12/2011
Fuente ABC: http://www.abc.es/20111208/comunidad-catalunya/abcp-cataluna-amenaza-gobierno-impago-20111208.html

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »