Hosting por dinahosting.

CIUDADES CERRADAS

En América es muy habitual encon7950363trarte con las llamadas ciudades cerradas, que no son más que barrios de grandes ciudades que están amurallados, y que para entrar y salir debes pasar por una serie de controles.

Personalmente, conocí estas ciudades o barrios en Méjico D.F., en Bogotá y en Buenos Aires, aunque me consta que están en casi todas las grandes urbes.

El motivo de construirse estas ciudades es, lógicamente, la inseguridad ciudadana que domina al resto de la gran ciudad. Desde nuestra perspectiva, nos es difícil darnos cuenta de hasta qué punto la inseguridad ciudadana afecta a la vida cotidiana de las personas, pero es así. La gente normal ha de ir por la ciudad sin paquetes a la vista, todo escondido, vigilando no repetir los itinerarios por miedo a los secuestros expres, etc.. Es una constante preocupación a la que es muy difícil sustraerse. En consecuencia, en cuanto una familia dispone de ahorros suficientes, lo primero que hacen es ir a vivir a una ciudad cerrada.

Estos barrios están pensados para que puedas pasar en ellos casi todo el tiempo. Así, disponen de los mejores colegios, tiendas y supermercados, iglesias, e incluso campos de golf. Todo con el objeto de que sea prescindible ir a la gran ciudad.

Los servicios de seguridad de estas ciudades, siempre privados, están altamente preparados para evitar tanto la entrada de indeseables como la salida de objetos robados. Como es lógico hay una gran cantidad de personal para el servicio doméstico, y cuando salen, de regreso a sus casas, son minuciosamente registrados.

Desde otra perspectiva distinta, podemos pensar en cómo se sienten sus habitantes que viven dentro de esta jaula, que aunque sea de oro, no deja de ser una jaula cerrada. Su mentalidad es la de considerarse la élite de su sociedad, pero a la vez que lamenta su falta de posibilidades para conocer y vivir la vida en total libertad. La exclusión de los más pobres y el miedo a lo desconocido, son dos de las notas predominantes en sus habitantes.

Otro de los problemas que generan estas ciudades es que dentro de sus habitantes no están sólo los políticos, grandes empresarios o grandes profesionales de la medicina o la abogacía, sino también la gente adinerada por motivos no confesables, principalmente narcotraficantes, lo que provoca roces no deseados.

Sería bueno que en Europa mantuviéramos nuestro status, sin caer en la tentación de copiar lo malo que nos puede dar América.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »