Hosting por dinahosting.

COMO AHORRAR

lamparabajoconsumo476_0No es una tarea fácil. Nuestra civilización está hecha para el consumo, es decir, para el gasto, e ir contra corriente significa realizar un esfuerzo que no siempre estamos dispuestos.
Un artículo del Learnvest nos indica qué errores solemos cometer habitualmente en nuestros hábitos de compra y cómo podemos solucionarlos, y así nuestra economía pueda desarrollarse con mayor tranquilidad.

Necesidad de que nuestra casa esté impecable
Es muy habitual que al entrar en una nueva casa se aumenten considerablemente los gastos para que le den un toque personal. Pero en realidad se acaba en derrochar el dinero en muebles y complementos que no necesitamos. Un buen método para evitar este impulso es apuntar todo lo que consideramos imprescindible y crear un plan de compras realista. Así no caeremos en la tentación de realizar compras compulsivas.
Hemos encontrado una ganga
Las gangas solamente lo son cuando coinciden con algo que previamente habíamos decidido comprar. Comprar por el solo hecho de ser una ganga representa un aumento del gasto totalmente innecesario.
Para evitar esta tentación hemos de tener varios conceptos en la cabeza. El primero es ver cómo afecta esta ganga a nuestra economía. Aunque el paso más importante consiste en hacer balance sobre si realmente es necesario el gasto que vamos a realizar o solamente estamos tirando el dinero.
Cuidado con los ingresos extraordinarios
Cuando recibimos dinero no previsto, se refuerzan nuestros deseos de aumentar los gastos. Normalmente esto es debido a que este dinero lo hemos obtenido sin esfuerzo y en consecuencia sentimos menos apego por él. Un buen plan para estas ocasiones consiste en ahorrar para tener un colchón de seis meses, a partir del cual ya podríamos comprar cosas más divertidas
Compararse con el entorno
Que alguien lleve una vida llena de lujos no significa que estén gestionando bien su dinero. Cada persona tiene una realidad económica diferente y nunca debemos compararnos con el entorno o imitar sus costumbres. Para evitar estos gastos excesivos una idea consiste en funcionar a dos velocidades. Con quienes comparten nuestros niveles de gastos podemos hacer planes como el ir a cenar, mientras que con los más gastadores les propondremos tomar una caña.
Los gastos en vacaciones
Es normal que en el periodo de vacaciones se incrementen nuestros gastos, pero esto lo tenemos que tener previsto de antemano. Normalmente tendemos a presupuestar el hotel y el transporte, olvidándonos del resto de los gastos que, en vacaciones, son muy importantes. Así que, para tener un mayor control del gasto hay que intentar presupuestarlo todo, la comida, los refrescos, helados, etc…
Las ocasiones especiales
Normalmente las ocasiones especiales también pueden ser presupuestadas. Las onomásticas, aniversarios, navidades, etc… las conocemos de todos los años, y por tanto hay que prevenirlo. También hay que recapacitar si los regalos se miden por su coste o por el valor emotivo que puedan conllevar. No lo más caro conduce a una mayor ilusión de quien lo recibe.
Mucha suerte a todos.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »