Hosting por dinahosting.

DALE CARNEGIE

29757147Hace ya bastantes años, alguien me recomendó que hiciera el “Carnegie”. Y como mi situación laboral en aquellos momentos no era buena, no lo dudé, así que ya me tenéis haciendo un seminario de 14 sesiones, (una a la semana) de 4 horas cada una.
El seminario va destinado a personas introvertidas que desean salir del cascarón y adquirir la capacidad de enfrentarse a los demás en defensa de sus ideas. Adquirir las técnicas para hablar en público es uno de sus métodos.

Aquella promoción era de cuarenta asistentes, con dos monitores y ayudados por cinco veteranos. A las pocas sesiones todos éramos muy amigos, nos conocíamos bastante bien, y nos lo pasábamos estupendamente.
Tengo infinidad de anécdotas para contar de aquel seminario. Por ejemplo, en la primera sesión teníamos que salir de uno en uno, y decir a los compañeros estrictamente el nombre, situación familiar y laboral. Pues bien, no todos fueron  capaces de hacerlo, varios se quedaron mudos y agarrotados y no fueron capaces de abrir la boca. A final de curso ya era otra cosa.
Otra anécdota que ya me chocó entonces y que todavía llevo conmigo, es la siguiente: cuando ya todos nos conocíamos, nos hicieron formar en parejas, y cada uno tenía 30 segundos para hablar del que tenía en frente, pero solo de  cosas positivas. ¡Qué difícil!. Estamos tan acostumbrados a la crítica que, cuando nos piden que digamos solo cosas buenas de un amigo no sabemos hacerlo.
Había una sesión dedicada a sacar de nosotros represiones y verbalizar lo que nunca hubiésemos dicho. Era todo un montaje en que los monitores y los veteranos ponían el tono agresivo, y que todos los asistentes seguíamos. Para mi, personalmente, fue una de las sesiones más provechosas.
Hay un libro muy famoso que se titula “Cómo ganar amigos” del mismo Dale Carnegie, es un libro pequeño y muy asequible que os recomiendo a todos, yo ya lo he releído varias veces.
Antes de terminar las 14 semanas, yo ya había cambiado felizmente de trabajo, y sin duda gracias a la ayuda que me había proporcionado el “Carnegie”.
La moraleja de este escrito es la de que hay situaciones en la vida de cada uno, en que necesitamos la ayuda de otros, que pueden ser profesionales o simplemente buenos amigos. Reconocer nuestras debilidades y poner acción en nuestra vida es lo mejor para reconducir situaciones mal encaminadas.
Lo contrario, es decir, encerrarse en una mismo como en un castillo, solo produce mayores dificultades.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »