Hosting por dinahosting.

DEUDA PÚBLICA

120915.estado.bienestar.barco_.hundido.camas_.hospital.senado.enchufadosDesde el 2007 la Deuda Pública ha aumentado en más de 711.000 millones de euros, lo cual es una bestialidad. En estos momentos la deuda se sitúa cerca de los 1,1 billones de euros, más que nuestro PIB. Es decir, todo lo que producimos durante todo un año, no llega a cubrir la deuda que tenemos con otros países e instituciones internacionales.

No hay ningún político que en estos momentos de campaña electoral hable de este tema. Ellos saben perfectamente que una deuda tan importante significa una pérdida en nuestra soberanía. Los nuevos gobiernos estarán obligados a devolver una ingente cantidad de recursos, que han sido dilapidados por la actual generación insolidaria y egoísta, que ha preferido endeudar a las generaciones venideras para mantener de forma artificial su nivel de vida.

Hasta el presente, ningún país ha sido capaz de reducir de forma relevante su endeudamiento después de haber alcanzado y superado el PIB, como es el caso español. La deuda también es una cuestión moral, como la corrupción o el respeto a los derechos humanos. Por eso se habla de “honrar” la deuda cuando se devuelve lo prestado. Porque en la deuda también está la honra de las naciones.

La deuda pública en España tiene otra lectura que la hace aún más detestable, y es que la actual generación dejará una crisis demográfica que obligará a que menos población sea obligada a devolver una deuda más abultada. La menor tasa de nacimientos y la emigración de nuestra juventud hacia países en donde puedan formar una familia, hacen que nuestra población envejezca rápidamente, al mismo tiempo que la población activa es cada vez menor. Con todos estos datos demográficos, es fácil adivinar la pésima herencia que van a recibir.

Llevamos un tiempo, el de la crisis, en donde el Banco Central Europeo, ha promovido una política de bajos intereses, y de compra de deuda pública de los países del sur. Pero estas políticas tendrán su momento de caducidad, y los intereses volverán a su normalidad, y el BCE dejará de comprar deuda de los Estados. Cuando llegue este momento será el inicio de un calvario para el pueblo español, cuando la parte más importante de los presupuestos generales del Estado sean destinados a pagar los intereses de la deuda, y en consecuencia habrá una disminución apreciable en los gastos e inversiones para el bienestar (educación y sanidad). Esta es la herencia que vamos a dejar a las generaciones futuras.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.