Hosting por dinahosting.

DINERO EN EFECTIVO

2067011834_0344bb9b7fLa economía sumergida existe en casi todos los países del mundo, muy especialmente en los países latinos, donde existe la tradición que robar al Estado no constituye un delito socialmente reprobable.

Ahora en Dinamarca y Suecia están a punto de aprobar una ley que impedirá el pago en efectivo a bares, restaurantes, tiendas de moda, etc.., lo que constituiría un primer paso para posteriormente extenderlo a todo tipo de pagos. Se calcula que en estos países la economía sumergida representa el 15% del PIB.

Esta medida muestra cómo un gobierno puede tener en su mano la posibilidad de hacer surgir a la superficie la economía sumergida, Punto en el que no tiene nada que ver con lo que hace nuestro País. En España se calcula que la economía sumergida representa el 25% del PIB, pero además con un reparto muy desigual según las distintas Comunidades. Las que siempre han destacado en este sentido son Andalucía y Levante, que pueden llegar al 35% de su PIB.

Si el Gobierno de nuestro País tuviera una varita mágica para hacer aflorar toda la economía sumergida, no la utilizaría por miedo. Miedo a una revuelta de la ciudadanía que oficialmente está en el paro pero que está trabajando en “negro”. Infinidad de sociólogos extranjeros no terminan de entender nuestra paz social, habiendo en ciertas comunidades el 35% de parados. Para los que conocemos nuestro País, la explicación está bien clara: por la economía sumergida.

Lo que ha hecho el Gobierno de Rajoy es limitar los pagos en efectivo a un máximo de 2 500 euros. Pero esta es una medida que tiene objetivos distintos a los que quieren aplicar en Dinamarca y Suecia. En España de lo que se trata es que las grandes fortunas en “negro” tengan serias dificultades para su uso. Así, si alguien paga en efectivo una cantidad superior a 2 500 euros, la ley impone una sanción del 25% del valor de la operación, tanto a quien hace el pago en efectivo, como a quien presta el servicio o vende un bien. Pero lo que es peor es que pone sobre aviso a la Agencia Tributaria sobre la existencia de posibles fondos no declarados.

Ahora en Francia también están estudiando la forma de restringir los pagos en efectivo. A partir de julio, el máximo será de 1000 euros, y esta medida será acompañada de otras varias con el mismo objetivo de hacer aflorar la economía sumergida.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.