Hosting por dinahosting.

Doce efectos del Corredor Mediterráneo, el gran proyecto europeo del siglo XXI

  • La conexión ferroviaria con ancho internacional entre Algeciras a Perpiñán debería ser una realidad en 2025 pero, pese a su trascendencia, su desarrollo, en algunos tramos, parece frenado.
  • El Corredor es una infraestructura trascendental para cuatro comunidades, que concentran el 50% del PIB, el 50% de las exportaciones y el 60% de la actividad portuaria española.

El pasado 7 de noviembre, la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), que agrupa a las principales empresas de esta comunidad, exigía al Gobierno de Mariano Rajoy que en 2018 fuese posible poder circular en ferrocarril en ancho internacional desde Almería a la frontera francesa, algo trascendental para el desarrollo de cuatro comunidades, sus empresas y sus ciudadanos.

La patronal valenciana pedía fechas y compromisos ante el parón de la infraestructura -en la que el Estado prevé invertir 1.027 millones de de euros, 25% del coste total- y el impulso definitivo del tren de alta velocidad entre Alicante y Barcelona. Pese a que España tiene la segunda red de alta velocidad más extensa del mundo, tras la de China, el Corredor Ferroviario del Mediterráneo (CFM) sigue siendo un proyecto incompleto e irregular.

Los empresarios del Arco Mediterráneo tienen clara la importancia de esta ambiciosa obra y están dispuestos a movilizarse en diciembre para reclamar la terminación de este eje que debería conectar Algeciras con la frontera francesa (1.300 kilómetros) en 2025.

Te puede interesar: ¿Por qué el Corredor del Mediterráneo no avanza? Valencia lo quiere ya

¿Pero que implica realmente la puesta en marcha del Corredor Ferroviario del Mediterráneo? ¿Cuáles serán los efectos económicos, sociales y de desarrollo?

1. El CFM posibilitará que la segunda y tercera ciudad del país estén eficazmente comunicadas. Salir de Valencia, mantener una reunión en Barcelona por la mañana y otra por la tarde en Alicante, y regresar por la noche a Valencia será posible gracias al desarrollo del corredor, algo fundamental para los empresarios del mediterráneo. Valencia y Barcelona, además de otras grandes ciudades, estarán mejor comunicadas y unidas con el resto del continente europeo.

2. El eje ferroviario que unirá Europa desde Hungría hasta a Algeciras y concentra más de la mitad de los habitantes de la Unión Europea (54%) y dos tercios de su PIB (66%). El proyecto logrará comunicar 3.500 kilómetros de Europa de norte a sur.

3. Convertiría la España ferroviaria radial -centralizada en Madrid- en la España ferroviaria circular. Facilitará las conexiones y las hará  más justas, dando protagonismo a las otras grandes capitales.

4. El turismo interno, los viajes de trabajo, los de fin de semana y familiares se multiplicarán. El turismo, que en España supone un 10% y es responsable del 11% del empleo, será uno de los sectores más favorecidos por el Corredor del Mediterráneo. Se abaratarán los costes y los tiempos en el transporte de mercancía.

5. El acceso a los principales puertos españoles supondrá un extraordinario ahorro de costes. A día de hoy, solo el Puerto de Barcelona está conectado a Europa con la vía de ancho del continente. Añadir los puertos de Tarragona, Castellón, Sagunto,  Valencia, Alicante, Cartagena, Almería, Málaga y Algeciras supondrá estar conectados a Europa de una forma más eficiente y fluida.

6. Mejora de la eficiencia energética con una reducción 900.000 toneladas de emisiones de CO2 al año, el equivalente a la contaminación que generan 130.000 coches dando la vuelta al mundo.

7. El estudio sobre Efectos del Corredor Mediterráneo en la Competitividad de la Economía Valenciana publicado por AVE calculó que con la entrada en funcionamiento del Corredor Ferroviario en 2015, la empresa valenciana podría ahorrarse en transporte hasta un 40% entre 2015 y 2025.

8. Los menores costes y la reducción de tiempos, hasta la mitad, beneficiará a autónomos y pequeñas empresas y también a la industria metalúrgica, de automoción, cerámica y química.

9. Las comunidades autónomas afectadas por el Corredor de Mediterráneo (Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña) aportan a España el 45% del PIB, son responsables del 60% de las exportaciones portuarias, suponen el 50% del tejido productivo y generan el 50% del empleo.

10. El CFM permitirá impulsar la eficacia global de las infraestructuras, integrando puertos, nodos logísticos y centros industriales (en la línea de la inter-modalidad), mejorando así la competitividad del sistema territorial y logístico.

11. La creación de un sistema intermodal eficiente también es decisiva para permitir a los puertos valencianos competir directamente con los puertos del norte de Europa que capturan la mayor parte del tráfico marítimo de mercancías por la carencia de infraestructuras que permitan hacerlas llegar desde España al interior continental. Mientras que los puertos europeos septentrionales capturan actualmente el 72% del tráfico interoceánico, el sur se limita al 28%. Esta distribución podría cambiar a un 60%-40% en 2020 si el CFM estuviese finalizado en esa fecha.

12. Según FERRMED, una asociación sin ánimo de lucro creada en Bruselas en 2004 que entre otras acciones potencia el Corredor del Mediterráneo, en el periodo comprendido entre 2016 y 2056 se podrán reducir 228.000 millones de euros en costes operativos -reducción tiempo de transporte-; 285.000 millones en ahorro en energía, costes laborales y de mantenimiento; y 15.000 millones, en reducción de la siniestralidad y de emisiones de CO2.

http://www.lainformacion.com/economia/Doce-Corredor-Mediterraneo-Algeciras-Europa-ferroviario-tren-transporte_0_976404097.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.