Hosting por dinahosting.

ECOLOGIA Y ECONOMIA

imagesSi la ecología es el conjunto de conocimientos que nos pueden permitir dar a nuestros hijos una tierra mejor y más fértil, y si la economía es la ciencia que permite aumentar la riqueza con un determinado orden, para mi está claro que la economía debería subordinarse a la ecología. La pervivencia de nuestra especie está en un orden muy superior al de la riqueza en un momento determinado.

El peligro potencial que representan las centrales nucleares para generar electricidad, es un ejemplo claro de que, a pesar de que podrían ser más rentables que las demás alternativas, se las debería paralizar y desmantelar.
La extracción de petróleo en zonas de alto contenido ecológico, como Alaska o Canarias, también deberían ser paralizadas, a pesar de la riqueza que pueden proporcionar.
Estos ejemplos, y otros que podríamos encontrar, muestran que la economía debe supeditarse a la ecología. Sin embargo, el movimiento ecologista es tan amplio que, a mi entender, en ocasiones puede frenar el desarrollo económico sin una causa suficientemente justificada.
Tal vez el caso más claro para mí es el de la energía eólica, en donde no hay contaminación, ni ruido, ni tiene ningún peligro potencial, pero para algunos ecologistas es suficiente el estropicio que se crea en el paisaje para justificar su propuesta de prohibición. Da la impresión que estos ecologistas desearían que nuestras sociedades volvieran a la Edad de Piedra.
Puestos a proponer, podrían hacer que se terminase con el ganado vacuno, pues sus flatulencias llenan la atmósfera de gas metano, y la ecología no es eso. La ecología también ha de tener su lógica y sus razonamientos, pensando en el mañana, pero también en el hoy.
Hay naciones cuyos gobiernos tienen un sumo cuidado con las cuestiones ecológicas. Tal vez el ejemplo más claro es el de Noruega, donde no hay centrales nucleares, pero sí extensos campos de energía eólica. Noruega ha tenido durante muchísimos años Gobiernos de izquierdas que han cuidado al detalle todas estas cuestiones. En el otro extremo están China, EE.UU. y muchos de los llamados estados emergentes, en los que “el hoy” tiene una clara preferencia “al mañana”, y ellos son lo suficientemente importantes como para arrastrar a todo el planeta.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »