Hosting por dinahosting.

EL 11 M

1193934880471_atentado11m4Cuando escribo este post es también un 11 M, pero doce años después del terrible acto terrorista islámico en los trenes de cercanías de Madrid.

Fue un acto cobarde, como casi todos los actos terroristas, pero que tuvo además  su utilización política. Así el PP de Aznar, que estaba apoyando la guerra en Irak, le interesó desviar la atención hacia el Islam, y centró todos sus esfuerzos en hacer de ETA el sospechoso del mismo. Aclarada la duda, el PP perdió las elecciones siguientes, en las que subió Zapatero. Pero todos los medios de comunicación afines al PP y a Aznar, todavía no han digerido su derrota, y así, siempre están pidiendo una revisión judicial sobre el caso.

De este desgraciado acto terrorista, quiero destacar hoy que la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M (AAV-11M) ha hecho un llamamiento para pedir ayuda económica y continuar su labor. Puedo entender que las víctimas de ETA tenga sus asociaciones, en tanto en cuando estas víctimas lo han sido normalmente por su ideología política. Pero esto no tiene nada que ver con el terrorismo islámico.

Nuestro País tiene, o debería tener, suficientes recursos sociales y sanitarios para ayudar a las familias de las víctimas de actos terroristas. Con lo cual, las asociaciones pervierten sus objetivos. En el caso de las asociaciones por víctimas de ETA, sus objetivos son los de perseguir cualquier cosa en contra de ETA, o en contra de la firma de una paz permanente. Pueden convertirse, con su intransigencia, en un freno a cualquier actividad hacia la paz.

De la asociación de víctimas del terrorismo islámico, me recuerda un ejemplo clásico en las escuelas de negocios. Se trata de que en Viena, después de la II Guerra, tuvieron una epidemia de ratas, con lo cual el Ayuntamiento creó una comisión para el exterminio de las mismas, sin darse cuenta de que el primer interesado en que la exterminación no terminara era la propia comisión. Terminada la epidemia, terminada la comisión.

La AAV-11M quiere eternizar su labor, cuando ya han pasado doce años, y los hijos de los fallecidos ya deben ser jóvenes universitarios, o sus viudas ya deben tener otras relaciones. No tiene sentido.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.