Hosting por dinahosting.

EL CHE GUEVARA DEL VATICANO

francisco-cheChe Guevara fue fiel a sus creencias hasta el final. Siendo ministro en Cuba, prefirió ir a luchar en la selva de Bolivia, llena de incomodidades, para poder alcanzar sus ideas. Francisco, el Papa, no es lo mismo, aunque los dos sean argentinos. De acuerdo en que es un revolucionario comparado con la caverna que le rodea en el Vaticano. Pero le falta un hervor, le falta decisión para imponer sus ideas, y con la edad que tiene, o corre a formalizar sus ideas o ya no llegará a tiempo.

Viene esta explicación, por la noticia dada en todos los medios de comunicación, según la cual el Papa organizará una comisión para estudiar la posibilidad de que las mujeres puedan ser diáconas, y con ello poder administrar algunos Sacramentos como el bautismo o el matrimonio. Sería un importante paso de la mujer dentro de la Iglesia.

Lo malo de esta noticia es la forma en que el Papa dio forma a una esperanza secular de las mujeres en la Iglesia. Fue durante un encuentro con la UISG, la asociación que reúne a las superioras de todas las órdenes religiosas, una de ellas le preguntó directamente al Papa “¿Por qué la Iglesia excluye a las mujeres como diáconos?. Y otra ha insistido ¿Por qué no constituye una comisión oficial que estudie esa posibilidad?.  Y el Papa ha aceptado su propuesta.

El Papa no ha tenido ninguna iniciativa en este asunto. Han sido las madres superiores quienes se lo han propuesto, y él lo ha aceptado. Pero una vez pasado el trance, ya habrá quién posponga indefinidamente la propuesta.

Fue el 29 de julio de 2013, hace casi tres años, que el Papa se mostró muy partidario “Sobre la participación de las mujeres en la Iglesia. No nos podemos limitar a las mujeres monaguillo, a la presidenta de Cáritas, a la catequista….Tiene que haber algo más, hay que hacer una profunda teología de la mujer”. Pero han pasado tres años y un Sínodo sobre la familia y del tema nunca más se supo.

Eran tantas las esperanzas que teníamos con Francisco, y tan pocos los avances conseguidos, que ahora se nos hace difícil de pensar en una nueva orientación de la mujer dentro de la Iglesia.

Francisco ha logrado que la percepción revolucionaria de su pontificado haya sobrepasado las evidencias conseguidas. Tendríamos mil pruebas de lo dicho, escojo el de la apertura de la comunión a los feligreses divorciados. El Papa se compadeció de ellos y los reconoció dignos de recibir la comunión, pero ocurre que la exhortación apostólica “Amoris Laetitia” no introduce variaciones importantes, y atribuye a los obispos una etérea sensibilidad para acompañar a los divorciados en sus desasosiegos.

No era esto lo que esperábamos de este Papa.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.