Hosting por dinahosting.

EL FRACASO DEL COMUNISMO

stalinEl comunismo es la ideología que pretende establecer una forma de sociedad sin clases y sin Estado, una organización social basada en la propiedad común de los medios de producción.
Si Engels, el filósofo, puso la primera pista. Si Marx, otro filósofo, la desarrolló. Si Lenin, el pragmático, la puso en marcha. Si Stalin, el psicópata, se aprovechó de ella. Si Breznev la destrozó. Gorbachev le puso el cierre. Así de sintético podría explicarse lo que el comunismo ha representado en la Historia. Sin embargo, en el día a día de los setenta años en que estuvo en vigor, se produjeron las siguientes muertes:
  • URSS, 20 millones
  • China, 65     “
  • Vietnam, 1   “
  • Corea, 2      “
  • Camboya, 2 “
  • Europa,     1 “
  • Afganistan,1,5 millones
En total, cerca de los 100 millones de muertos que, además, no han servido para llegar a los objetivos marcados. El fracaso de Marx y del comunismo no ha podido ser más doloroso para la humanidad.
Siendo muchas las causas de este fracaso, se me ocurre enumerar las siguientes:
  • El colectivismo y la represión del ego, el totalitarismo convertía la necesidad de prestigio y distinción personal en una conducta antisocial castigada por las leyes y estigmatizada por la moral oficial. Con lo cual se iba en contra de las necesidades de las personas
  • El fuerte instinto de protección que lleva a los padres a sacrificarse por sus hijos, quedaba prácticamente anulado por la imposibilidad material de transmitirles bienes.
  • La desaparición de los estímulos materiales como recompensa a los esfuerzos
  • La solidaridad colectiva, lejos de fortalecerse con el comunismo, fue desvaneciéndose hasta hacerse imperceptible. Nadie cuidaba los bienes públicos. Nada era de nadie, y en consecuencia, a nadie le importaba robarle al Estado
  • La brutal separación entre los miembros de una misma familia, tenía un alto costo emocional. Las personas, obligadas por el miedo, obedecían al Estado, pero secretamente se distanciaban aún más de él.
  • De ciudadano indefenso a ciudadano parásito. El pecado comunista de someter a la obediencia a los ciudadanos mediante la coacción, y de cortarles las alas para que no pudieran pensar ni crear riquezas por cuenta propia, traía implícita su propia penitencia, pues convertía a las personas en unos improductivos parásitos.
  • La desaparición de la fuerza competitiva. Lo que provocó un retraso en todos los ordenes de la vida económica, desde la investigación hasta la productividad obrera
Si además de todo lo citado, añadimos la falta de libertad para todo, podemos llegar fácilmente a la conclusión de que el fracaso del comunismo estaba en su misma génesis.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »