Hosting por dinahosting.

EL PARO EN ESPAÑA

desempleoSiempre me he mantenido escéptico respecto a las cifras del paro en nuestro País. Si realmente las cifras del paro fueran las oficiales, es decir, un 24% de la población activa, las calles no estarían tan tranquilas como están.

A través del periodista McCoy en El Confidencial, acabo de enterarme de dos sondeos que han realizado dos entidades financieras sobre los parados de larga duración.

En uno de ellos, estudiaron a los parados que tenían cuotas hipotecarias con la entidad, y resultaba que, al final de cada mes, una parte importante de ellos tenía, tras pagar la correspondiente cuota, más dinero en su cuenta corriente que al inicio del periodo. A pesar que una parte de esta realidad se justificaba por las ayudas del sistema de protección pública, para el Banco era evidente que, en los casos en los que tal situación se producía, había dinero no declarado que cubría el día a día familiar.

La otra entidad financiera realizó otro estudio similar. Movilizó a toda su red para identificar en sus sucursales a desempleados de larga duración con carga hipotecaria, con el objetivo de asesorarles –de la mano de una de las principales agencias de trabajo temporal- a la hora de redactar su CV, realizar una entrevista o potenciar sus habilidades, con el único objetivo de que, finalmente, consiguieran un empleo a coste cero para ellos. Una oferta que se supone irresistible para quien, casi seguro, ha perdido buena parte de la esperanza de recuperar la dignidad profesional.

El resultado de toda esta movida, es que solamente el 21% de los contactados aceptaron el intento de encontrar un trabajo. Es decir, uno de cada cinco. Lo que demuestra la falta de interés en salir del paro. Y esta falta de interés solo se puede justificar por el hecho de que realmente ya tenían un trabajo. Un trabajo ilegal, pagado en negro, pero que les permite vivir.

Según una asociación de funcionarios del Mº de Hacienda, ha calculado que aproximadamente el 20% de nuestra economía está sumergida, fuera de los circuitos oficiales. Si el Gobierno se tomara en serio perseguir y terminar con la economía sumergida, podrían bajar impuestos, aumentar los gastos en educación, sanidad y bienestar social, y todo ello disminuyendo la deuda pública.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »