Hosting por dinahosting.

EL PODER JUDICIAL EN ESPAÑA

Todos recordamos quién es Mercedes Alaya, la juez que instruía el caso de los ERE de Andalucía, que llevó al banquillo a Chaves y Griñán, y que por fin el PSOE logró que la desposeyeran del caso. Ahora es juez en la Audiencia provincial de Sevilla. La jueza que la sustituyó en el caso de los ERE, María Núñez Bolaños, intentó archivar el caso, pero no lo consiguió.

Ahora, Mercedes Alaya ha hecho unas declaraciones en Granada,  en el Foro para la Concordia Civil, que son verdaderamente sangrantes para el Ejecutivo y para la cúpula de los jueces.

Entre otras cosas, podemos destacar:

  • A medida que aumentan los casos de corrupción en España, también lo hacen en una “progresión absolutamente proporcional” los intentos de injerencia “cada vez más socavadores” del poder político en el judicial.
  • “Creo que cada vez muchos más dudamos de que existe independencia judicial y, si no existe, nuestro Estado de derecho está seriamente debilitado”
  • Alaya se remontó a la reforma del CGPJ, en 1985, y la elección de sus miembros por un acuerdo político de Congreso y Senado, “una fórmula anómala y absurda que resulta asfixiante” y convierte al Consejo en “un miniparlamento, con distribución de cuotas no por valía o prestigio, sino de miembros maleables según el interés de cada grupo”.
  • Por otra parte, también se refirió al resultado de los pactos políticos más recientes (entre PP y PSOE) y los ha considerado como de “no agresión” y por los intereses mutuos de mantener “callados” los “abusos” y los “errores” en una especie de “intercambio de cromos”.
  • Todo ello, añadió, con el “beneplácito quizá obligado” de la prensa, en cuyos consejos editoriales se encuentran numerosos exresponsables políticos. Citó expresamente a “Felipe González y Rubalcaba en El País”.
  • A pesar de que los casos de corrupción se mantienen y surgen otros nuevos, Alaya trasladó que ese contexto se traduce en una “situación de nirvana” o de “nadería judicial” para que el ciudadano no los conozca y parezca que “no ocurre nada”.
  • Consumó su intervención denunciando que “hay una Justicia para poderosos y una justicia para los que no lo son, y esto desgraciadamente lo vemos los jueces cada día” e iniciativas como el anteproyecto de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que “podrían dar el hachazo final a la independencia judicial”, se refiere al proyecto de ley que presentó el ministro Catalá, por el que los jueces instructores serían relevados por los fiscales, con su clara dependencia al ejecutivo.

Que todo esto lo haya dicho un juez en activo tiene una gran relevancia, y evidencia el clima putrefacto en que vivimos los españoles.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.