Hosting por dinahosting.

El PP agita a sus candidatos con un sondeo interno que da a Podemos el 25%

Las encuestas internas que maneja la dirección del PP con la campaña en marcha registran una ligera tendencia propia al alza y colocan a Iglesias cinco puntos por encima del PSOE

Foto: El líder del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en un mitin. (EFE)Después de la macroencuesta del CIS, del arranque de la campaña y del debate a cuatro en televisión, las encuestas internas que maneja la dirección del PP registran una ligera tendencia propia al alza, hasta el 30%, en intención de voto; además de ampliar hasta cinco puntos el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos sobre el PSOE. Los cambios son pequeños pero confirman las tendencias de los sondeos previos: continúa el desgaste socialista en beneficio de la coalición que encabeza Pablo Iglesias.

Los candidatos del PP se preparan para redoblar esfuerzos en reclamar el‘voto útil’ frente al ascenso de los podemitas, en especial a sus antiguos votantes que se abstuvieron el 20-D y los que se fueron a Ciudadanos, ahora fundamentales en varias circunscripciones para evitar que lacoalición populista marque distancias como segundo partido y se consagre como alternativa de Gobierno.

Según los citados datos a que ha tenido acceso El Confidencial, el PP tendría al alcance de la mano el objetivo de “romper el techo del 30%” que se había fijado para la campaña. Son apenas 1,5 puntos más que los resultados obtenidos en las anteriores elecciones (el 20-D) y solo uno más que el pronóstico último del CIS, con datos recogidos en mayo, que dejaba a la formación que encabeza Mariano Rajoy en un 29,2% en intención de voto.

De mantenerse esa tendencia en lo que queda de campaña y confirmarse en las urnas, el Partido Popular podría subir algunos escaños que los 123 logrados en los comicios de diciembre y mejorar así su posición con el fin de exigir después apoyos o abstenciones para seguir en el poder.

El sondeo, igual que el barómetro del Instituto DYM para El Confidencial que hoy empezamos a publicar, también apunta que continúa el desgaste de los socialistas en beneficio de Podemos. El PSOE no pasa ya del 20%, dos puntos por debajo del 20-D y uno menos que en la macroencuesta del CIS. Pablo Iglesias y sus socios alcanzan el 25%, a una distancia ya de Pedro Sánchez (cinco puntos) que confirmaría que el ‘sorpasso’ sería seguro en número de diputados. Ciudadanos sigue en el mismo 14% de todas las encuestas.

La encuesta del PP no incluye reparto de escaños, pero por los porcentajes de voto queda perfilado un intercambio claro de peso parlamentario entre socialistas y podemitas. Iglesias está en condiciones de acercarse a los 90 diputados que tenía antes el PSOE, y los de Sánchez, amenazados de perder más de 10 o 12 diputados.

Con ese panorama de variación de puestos entre el segundo y el tercero como principal previsión de cambio, en la dirección del PP ven confirmado que sus principales adversarios en los comicios y a los que deben sacar toda la diferencia posible para imponerse ante el reparto de los últimos restos siguen siendo Podemos como nuevo referente de la izquierda y Ciudadanos como competidor directo en el centro derecha.

En fuentes de los populares, insisten en que están obligados a sacar partido de la amenaza cierta y el crecimiento de Podemos a costa del PSOE, fenómeno del que culpan en buena parte a Pedro Sánchez, en especial por haber entregado a Iglesias el poder municipal en capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, A Coruña o Santiago de Compostela. Los candidatos del PP van a seguir pidiendo el voto por toda España para frenar a Pablo Iglesias. Confían en recoger así votantes que ahora dudan y se inclinaron el 20-D por la abstención u otras opciones, en especial Ciudadanos, pero no quieren un Gobierno de izquierdas.

http://www.elconfidencial.com/elecciones-generales/2016-06-17/elecciones-encuestas-pp-psoe-podemos-26-j_1218458/

 

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.