Hosting por dinahosting.

EL PP Y LA CULTURA

NAC76. MADRID, 08/03/2012.- El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, durante su comparecencia hoy ante la comisión de Cultura del Senado para exponer las líneas generales de su departamento en esta materia. EFE/Mondelo

En lo que llevamos de democracia, ningún Gobierno de ningún partido ha hecho lo más mínimo para mejorar la cultura colectiva de nuestra sociedad, pero lo que ha hecho el PP en la presente legislatura es la mayor devastación que ha sufrido nuestro País en todo lo relacionado con la educación, la cultura y el conocimiento.

En los programas electorales que van adelantándose, tampoco parece que haya sitio para reflexionar sobre estos temas, y ni siquiera para mencionarlos. La política consiste sobre todo en hablar a gritos de política. El declive de la enseñanza pública ya no es siquiera noticia, salvo que un profesor resulte gravemente agredido por un papá o una mamá. Un ministro de Educación frívolo y chulesco se fue a Paris con un cargo opulento dejando a otros la tarea de poner en marcha la nueva ley inútil, confusa y no debatida ni pactada con nadie. El analfabetismo colectivo sigue siendo la gran ambición de la clase dirigente y de la clase política en España.

Profesores universitarios que se cansan de corregir las faltas de ortografía de muchos estudiantes como si estuvieran en clases de primaria, o la cada vez menor audiencia de estudiantes de Física y Química, son ejemplos de la pésima salud cultural de nuestra sociedad.

Un País en donde los mejores han de emigrar para descubrir la sorpresa de trabajar en atmósferas favorables a la investigación y al estudio, y que además tienen que aceptar con melancolía la evidencia de que si quieren progresar en lo que hacen, el precio será no poder regresar, mal habla del nivel cultural de su sociedad. Si grave es que los nativos tengan vedado el regreso, igual de grave es que no haya posibilidad de atraer al talento forastero.

.Un presidente de Gobierno que se jacta de leer un único periódico al día, el Marca, o un ministro de Justicia que declara que la tortura pública del toro de Tordesillas es una noble tradición cultural, son otros ejemplos de lo que me estoy refiriendo. Las únicas tradiciones culturales que se conservan en nuestro País, son las que contienen residuos de barbarie o de oscurantismo religioso.

El ministro de Hacienda se asegura de arruinar el teatro, imponiéndole un IVA del 21%- Más ejemplos, las televisiones públicas dedican sus mejores horarios al futbol y a los chismes del corazón. Se dan ayudas públicas a los bancos y a los fabricantes de coches, pero no a la industria del libro o a las librerías. Lo que ha hecho este Gobierno por los libros es cancelar las compras para las bibliotecas.

A así nos va.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »