Hosting por dinahosting.

EL PRENDA

2016071619301092589Pocas veces he visto tal falta de respeto al prójimo, como en el caso de los cinco sevillanos que violaron colectivamente a una chica madrileña de dieciocho años durante las fiestas de San Fermín.

Supongo que la justicia hará que los que hoy son presuntos, sean declarados culpables, y así pagarán su delito. Pero lo que intento pensar y escribir, no es tanto el delito que, desgraciadamente ocurre en infinidad de ocasiones, como los hechos que lo rodean.

Cinco hombres jóvenes, incluido un militar y un guardia civil, unidos por su afición al futbol, y considerados buenos vecinos y buena gente por los que los rodean, presuntamente han violado a una chica, abusando de la fuerza física de cinco hombres, robándole sus pertenencias, filmando sus actos deleznables y comentando por móvil a otros amigos cómo se estaban “follando” entre todos a una chica. Es algo increíble que un ser humano pueda llegar a tanta bajeza.

Cinco hombres que no eran delincuentes, cinco hombres que convivían pacíficamente con sus familias, amigos y vecinos, han recibido de la sociedad en que viven la educación necesaria para hacer uno de los actos más repugnantes que pueda realizar un hombre, el de la violación. Ya no es sólo una educación machista, es mucho peor, es el desprecio clamoroso hacia las virtudes de la mujer, y el pensar que su superior fuerza física le da permiso para denigrar a la mujer.

Estos cinco hombres, quiero suponer que aprenderán en la cárcel lo que es el respeto al prójimo. Por tanto lo que me preocupa no es tanto la existencia de estos cinco hombres, sino  cuantos “Prendas” están todavía integrados en la sociedad en espera de que un día rompan con todo lo establecido y den rienda suelta a sus instintos

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.