Hosting por dinahosting.

El PSOE mantiene en pie la amenaza de sacar al PSC de sus órganos federales de dirección

Fernández expone a Miquel Iceta en la reunión de este lunes la necesidad de revisar el protocolo que rige las relaciones de los dos partidos desde 1978. El camino de la separación parece irreversible

imagen-sin-tituloQuizá ya nada vuelva a ser igual a partir de este lunes. Que la relación de dos partidos hermanos, el PSOE y el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) cambie, mute decisivamente, alejándose un poco más. Eso es lo que planea sobre la reunión de Javier Fernández y Miquel Iceta, frente a frente, en la sede de Ferraz, a partir de las 12 de la mañana. La voluntad de la gestora es negociar la separación, revisar de mutuo acuerdo el marco de relaciones, y eso pasaría por sacar al PSC de los órganos federales de dirección, aunque también quiere escuchar antes, comprobar la predisposición de los socialistas catalanes. E Iceta, a su vez, acude igualmente con el deseo de que Fernández le cuente su plan antes de ver cuáles son sus siguientes pasos.

En las dos partes abundan las buenas palabras, el objetivo compartido de llegar a un acuerdo mejorado, pero los reproches también están ahí. Y a estas alturas está claro que las posiciones no se mueven y que apenas hay margen de maniobra. El camino hacia la modificación del protocolo de unidad que ambos partidos firmaron en 1978 [aquí en PDF] parece ya irreversible. Como insisten diversos miembros de la gestora y de las federaciones próximas a ella, “no hay marcha atrás” porque “no se puede mirar para otro lado” después de lo ocurrido. Y lo ocurrido, el origen de la última quiebra, que el PSOE considera “muy grave”, es que el ‘consell nacional’ del PSC se reuniera dos días después del comité federal que aprobó la abstención a Mariano Rajoy y ordenara a los siete diputados catalanes desobedecer la directriz del máximo órgano de los socialistas y que mantuvieran su no al candidato del PP.

GONZALO LÓPEZ ALBA

Nunca había ocurrido que el PSC participara en una votación del comité federal y desobedeciera su mandato, y por eso el PSOE entiende que la relación orgánica ha de cambiar, para que no se vuelva a repetir un episodio de indisciplina, y por eso recalca a todas horas que quien “ha roto unilateralmente” ha sido el PSC. Iceta ya ha asegurado que está satisfecho con el marco de relaciones actual, aunque admite que pueda ser “revisable”, pero no para alejar a las dos formaciones.

El jefe de la gestora planteará al primer secretario un diálogo “constructivo, simétrico y positivo” para el socialismo en España y Cataluña

Este domingo, Ferraz sacó a uno de los miembros de la cúpula interina, el cántabro Ricardo Cortés, responsable de UE y Política Internacional, para avanzar el objetivo que persigue Javier Fernández: “Establecer un diálogo que sea constructivo, simétrico y positivo” para el socialismo en España y en Cataluña, sin que haya que romper un matrimonio de 38 años de vida. La palabra clave de las declaraciones de Cortés es una: relación “simétrica”. Porque un comentario que se oye mucho en los cuadros del PSOE es la queja por el “desequilibrio” entre las dos organizaciones, en beneficio del PSC. Este se sienta en los principales órganos de dirección del PSOE —su ejecutiva, su comité federal y el congreso— y a cambio está obligado a “aplicar en Cataluña las resoluciones” aprobadas por ellos. El PSOE, sin embargo, no tiene silla en ninguno de los estamentos de poder del PSC.

Pesar por la deriva del PSC

Fernández acude a la cita este lunes con Iceta con la voluntad de “entrar a fondo sobre lo que ha ocurrido” y “plantear un nuevo marco de relaciones, donde todo sea más equilibrado y recíproco, con el fin de llegar a un acuerdo respetuoso con las dos organizaciones y que las normas estén muy claras para seguir trabajando juntos”, describe un alto mando de la dirección provisional.

La cúpula provisional remarca que lo importante es resolver la relación política, porque “el PSC es la marca del PSOE en Cataluña”, y lo orgánico se verá

La gestora quiere trasladar el mensaje de que más importante que la redefinición de los lazos orgánicos es la relación “política” de los dos partidos, porque “el PSC es la marca del PSOE en Cataluña”. Y es que de fondo también late el profundo malestar por la ponencia aprobada el pasado fin de semana en el XIII Congreso del PSC, que define España como “nación de naciones” y considera el Estatut como una constitución catalana que deberá ser refrendada por el pueblo de Cataluña. Como ha disgustado que los socialistas catalanes planteen una alianza de progreso con la plataforma de Ada Colau y Podemos. En la dirección temporal del PSOE, remarcan que “pactar los ámbitos de común entendimiento” es “más importante” que la relación orgánica, que es “la consecuencia de lo político”.

Sacar al PSC de los estamentos de dirección del PSOE tendría, como primera visualización, que los cerca de 18.000 militantes catalanes no podrían participar en los congresos del partido ni elegir, por tanto, al secretario general de los socialistas. Los fieles a Pedro Sánchez, igual que en la barcelonesa calle de Nicaragua —el cuartel general del PSC—, están convencidos de que el proceso de separación impulsado por Ferraz obedece a la voluntad de los oficialistas de estrangular las posibilidades del exlíder para repetir en el cargo. “Hay vida más allá de los procesos internos del partido. Todo eso es para evitar que se hable de lo que ha ocurrido, que no se hable de política. Y es más importante respetar la ‘Declaración de Granada’ que tres delegados en un congreso”, opone un máximo responsable de la gestora. Los socialistas catalanes, no obstante, podrían seguir compartiendo grupo en el Congreso y presentándose a elecciones de la mano del PSOE, y también podrían votar en primarias al candidato a La Moncloa.

JUANMA ROMERO

El círculo más próximo a Fernández reconoce que, aunque este lunes sea la primera toma de contacto y que no habrá ninguna decisión y sí quizás un emplazamiento a más encuentros de las dos delegaciones, sí podría plantear la salida del PSC de los órganos de dirección, y que apenas hay “posibilidad de sorpresa”, porque no cabe “no hacer nada”. Es, además, el sentir generalizado en las principales federaciones, aunque haya matices entre ellas. Así, Extremadura es la más proclive a montar una federación catalana del PSOE, mientras que Valencia recomienda ir con mucho tiento. El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, ya ha adelantado que no contempla “ni por asomo” una ruptura, porque cree mejor la “búsqueda de fórmulas de mayor entendimiento y mejora del funcionamiento del partido”. La andaluza Susana Díaz defiende una revisión pactada de los vínculos. El modelo más citado, que puede servir de plantilla, es la alianza entre los democristianos de la CDU de Angela Merkel y los socialcristianos de la CSU de Baviera.

“Triunfo” de los independentistas

Iceta, entretanto, se esforzará en convencer a Fernández de que es un error pensar que ha habido un “problema estatutario u orgánico”, cuando el conflicto es político. Ese argumento vertebraba su artículo de opinión publicado en ‘El País’ este sábado: si el PSOE “deja de lado” al PSC, sería “un gran triunfo del imaginario independentista, que tanto daño está haciendo a la relación entre Cataluña y el resto de España”. Su partido, aseguraba, estaba “razonablemente satisfecho” con el protocolo de unidad de 1978, “que sin duda es revisable y susceptible de mejora”. Se abría a buscar “fórmulas para optimizar” la relación bilateral, pero no para alejarse ni separarse, y sin que fueran fruto de una “reacción en caliente a una decisión traumática”. Iceta ha ido lanzando otras señales de distensión en los últimos días, al distanciarse de Sánchez y prometer que no se inmiscuirá en la batalla orgánica por el control del PSOE.

A la nueva ejecutiva catalana le ha sorprendido la “virulencia” con la que el PSOE “ha puesto el foco” sobre ellos, para “desviar la atención” sobre lo que señala como origen de la discordia, el radical viraje a la abstención a Rajoy. “No pueden pensar que las organizaciones de hoy en día funcionan a golpe de silbato. Si nos sacan de los órganos de dirección, si el PSC no cabe dentro del PSOE, lanzará el mensaje de que Cataluña no cabe dentro de España”, sostiene un miembro del equipo de Iceta, que advierte de que debilitar los lazos puede ser una operación a largo plazo poco rentable para el PSOE, pues al final acabará “singularizando más al PSC”. En Nicaragua insisten, además, en que un cambio del protocolo debe ser aprobado en un congreso del PSOE, y no en un comité federal, a lo que Ferraz responde que este es su máximo órgano entre asambleas y que “solo faltaría que el PSC dijera al partido dónde tiene que tomar las decisiones”. En todo caso, aún no está claro si la revisión de las relaciones se sacaría adelante en el comité o en el cónclave.

Iceta no se niega a modificar los lazos, pero cree que debilitarlos lanzaría el mensaje de que si el PSC no cabe en el PSOE, tampoco cabría Cataluña en España

Los socialistas catalanes aún no han nombrado al dirigente que ocupará la plaza número 11 de la gestora, aunque barajan básicamente dos nombres, la exdiputada nacional Teresa Cunillera —jefa de campaña de Sánchez en el cónclave de 2014 y estrecha colaboradora de Iceta— y la alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, adjunta al primer secretario. Ferraz ha emplazado al PSC a cubrir la vacante, pero el líder catalán ha preferido congelar el nombramiento hasta la reunión con Fernández. “Si nos echan, no hace falta que nombremos a nadie para la gestora. Igual lo que hay que mandar es un abogado para que nos lleve el divorcio”, indicaba ayer domingo con ironía uno de los responsables de la ejecutiva del PSC. De camino se cruzan asimismo el reajuste del grupo y las sanciones a los díscolos. Aún falta por saber si Meritxell Batet, cabeza de lista por Barcelona el 26-J, saldrá de la dirección parlamentaria.

Oposición de los sanchistas

En las últimas horas se han escuchado voces comprensivas con el PSC, como la del expresidente del Congreso Patxi López: “No entiendo el PSOE sin el PSC. Deberíamos trabajar todos en esa dirección. No me parece lógico que defendamos un modelo de país que luego no queremos aplicar dentro de nuestra vida orgánica”. Más contundente fue la presidenta balear, Francina Armengol, quien consideró un “profundo error” romper con los socialistas catalanes, y más si lo hace una cúpula provisional que “está decidiendo cuestiones que no le tocan” y que “la única cosa que tiene que hacer” es convocar el congreso del PSOE “de la forma más rápida posible”. Ambos, López y Armengol, sanchistas, asistieron este sábado, invitados por Iceta, a la II Convención Federalista organizada por la Fundación Rafael Campalans, ligada al PSC.

El jefe de la gestora y el primer secretario comparecerán en Ferraz después de su reunión. Que lo hagan juntos o separados ya dirá bastante del clima del encuentro. Pero ambos evidenciarán si los dos partidos hermanos mantienen intacta su relación fraternal, la cambian de forma pactada o se abocan a un doloroso divorcio.

“Influir en las políticas del Gobierno”

El PSOE no quiere que todo el foco esté puesto en sus cuitas internas, aunque sabe que es muy difícil apartarlo de ahí. Pero busca hacer ver que su labor en la oposición le llevará a recuperar el crédito perdido. Este domingo, Ricardo Cortés, miembro de la gestora, dio por finalizada la “pulsión electoral” y llamó a su grupo a trabajar desde el martes en “la posibilidad de influir en las políticas del Gobierno” en minoría de Mariano Rajoy.

Cortés remarcó que la debilidad del PSOE en las encuestas (la de Metroscopia para ‘El País’ sigue situando al partido como tercera fuerza, detrás de Podemos) es “también consecuencia de la difícil situación” vivida en el último mes. Pero ese sondeo sirve a la cúpula provisional, remachó, para “a partir de ahí trabajar en las políticas” para los ciudadanos, informa Efe. Mañana martes, recordó, el PSOE tratará de derogar la Lomce y de articular un pacto contra la violencia de género.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.