Hosting por dinahosting.

El PSOE pone en su punto de mira a Sumelzo y Robles tras su ‘campaña’ por Sánchez

La gestora y las principales federaciones creen “razonable” desposeerlas de sus cargos en el Congreso por sus vínculos con el exlíder y por su exposición mediática en las últimas semanas

el-psoe-pone-en-su-punto-de-mira-a-sumelzo-y-robles-tras-su-campana-por-sanchezNo hay nada decidido y aún quedan días por delante. Pero cada vez más se aquilata en el PSOE la idea de que puede no bastar con una sanción económica a los 15 diputados díscolos que, en contra del comité federal,no se abstuvieron en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy. De que hará falta algún otro ‘castigo’, aunque no se llegue a la medida más traumática, la expulsión del grupo o del partido. Y eso pasaría por el relevo de sus cargos orgánicos o institucionales en el Congreso.

Dejando aparte a los siete diputados del PSC, que llevan otro camino distinto —es un partido hermano, y con él se discutirá la revisión del marco de relaciones a partir del próximo lunes—, hay dos parlamentarias que están más en el punto de mira que el resto, tanto por su relación con Pedro Sánchez como por su mayor exposición mediática: Margarita Robles ySusana Sumelzo. Ambas están muy señaladas por la gestora y las federaciones próximas a ella, con Andalucía a la cabeza, y es probable que sean desalojadas de sus puestos en los siguientes días. Igual les ocurrirá al resto de sus compañeros que desobedecieron la directriz del comité, pero ambas sufren, a juicio de los que ahora mandan en el PSOE, una peor consideración que el resto, precisamente por su “actitud” y su “mayor influencia”.

Distintas fuentes aterrizan en la misma conclusión: que “lo razonable” es que no sigan en sus cargos ninguna de las dos. Robles, exmagistrada del Tribunal Supremo y número dos del ya ex secretario general en las listas por Madrid el 26-J, es presidenta de la Comisión de Justicia de la Cámara. Y Sumelzo, cabeza de lista por Zaragoza en las dos últimas elecciones y miembro de la ejecutiva depuesta, es portavoz de Cooperación al Desarrollo. En este último caso, bastaría con que la dirección del grupo eligiera a un nuevo rostro para esa comisión. Pero para relevar a la exjueza, dado que es un puesto institucional votado por todos los partidos que forman parte del órgano, hay que hacer una filigrana algo más compleja: la cúpula parlamentaria socialista debería rehacer la lista de sus nueve representantes en la Comisión de Justicia, entre los que no figuraría Robles. O sea, dejaría de ser presidenta al ser expulsada por su grupo del foro en el que es más experta, dada su carrera profesional.

Robles, número dos en la lista por Madrid el 26-J, preside la Comisión de Justicia, y Sumelzo, cabeza por Zaragoza, es portavoz en Cooperación al Desarrollo

¿Por qué ellas dos están más en el ojo del huracán? En la gestora y en las principales federaciones ha irritado mucho que las dos diputadas, más allá de que votaran no a Rajoy, por “responsabilidad” y “coherencia”, hayan desempeñado un papel “muy desleal” en las últimas semanas, multiplicando sus declaraciones en los medios y aireando las discrepancias. Ambas, además, son dirigentes muy próximas a Sánchez, de las que mantuvieron un trato intenso con él los días antes de su renuncia al acta. Su “relación afectiva”, de amistad con el ex secretario general es mayor, y también su “influencia”, puesto que son quizá las dos parlamentarias díscolas más visibles. Relegarlas, en consecuencia, sería visto como un castigo en diferido hacia el exlíder.

Carta a alcaldes de PSOE y PP

“Yo además con Margarita reclamaría algún tipo de medida ejemplar —señala una dirigente muy conectada con el presidente de la gestora, Javier Fernández—. Le pediría el acta, porque creo que ha sido más cruenta contra nosotros: es muy grave que ella, que fue puesta a dedo por Pedro y no es militante, se dedique a darnos lecciones. Cuando entró sabía que había un reglamento interno y que se debe cumplir, y que se pasee por los platós no se debe consentir. Y no es razonable que represente al PSOE en un puesto de ese calibre, en la presidencia de la Comisión de Justicia”. Críticas de ese tenor contra Robles se oyen en otros cuadros socialistas, que inciden siempre en que ella no tiene carné, aceptó embarcarse en un proyecto y que por tanto debería ser más prudente en sus manifestaciones públicas.

La exmagistrada no teme una recolocación porque cree que no le perjudicaría, le daría más “cancha” incluso, puesto que no pretende callarse ahora

Sumelzo, por su parte, ha molestado a la dirección aragonesa, que encabeza el presidente autonómico, Javier Lambán, por dirigir una carta a alcaldes de PSOE y del PP de la provincia de Zaragoza poniéndose a su disposición como su “interlocutora en las instituciones estatales”. La misiva la firmó el 31 de octubre, dos días antes de su destitución como coordinadora de los diputados y senadores aragoneses en Madrid. En la cúpula regional interpretan que la parlamentaria quiere puentear a los órganos de decisión del partido y echar un pulso directo a Lambán, su antiguo mentor y al que ahora está enfrentada. El presidente le pidió su acta, pero ella se negó. Este periódico no logró contactar ayer jueves con Sumelzo para recabar su versión.

Carta de Susana Sumelzo a alcaldes de Zaragoza. (EC)
Carta de Susana Sumelzo a alcaldes de Zaragoza. (EC)

Robles no está preocupada por su posible recolocación dentro del grupo, aunque entiende que el desalojo de sus cargos a los díscolos será visto como una “purga” hacia los sanchistas. Su entorno insiste en que ella “no necesita un puesto para tener notoriedad”; al contrario, añade, descabalgarla de Justicia le daría “más cancha” y le haría parecer, a ojos de la opinión pública, como “una mártir, una heroína”. “No la perjudican si la quitan la presidencia. Y la van a seguir llamando los medios. Ella ha venido a aportar, a sumar, y su influencia no la tiene por su carrera política, sino por su dedicación a la judicatura. Margarita no se va a callar ahora, ni mucho menos”. Robles ha hecho muy buenas migas en este tiempo con Sumelzo, y ambas se defienden. “La gente se porta fenomenal con las dos y las felicita. Susana además tiene a todo el mundo en Aragón con ella”, manifiestan desde el círculo más estrecho de la exjueza, que ponen de ejemplo la resolución contraria a la abstención y favorable a un congreso urgente aprobada por 350 militantes de la agrupación Norte del PSOE de Zaragoza [aquí en PDF].

La multa, en los próximos días

Los otros seis parlamentarios que votaron no a Rajoy —dejando aparte a los siete del PSC— son Odón Elorza, diputado por Gipuzkoa), Luz Martínez Seijo (Palencia), Rocío de Frutos, la independiente Zaida Cantera y los dos representantes de Baleares, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons. De ellos, se da por segura la salida de la dirección del grupo de Hernanz, igual que de la catalana Meritxell Batet, pues se considera insostenible que quienes están en el puente de mando desobedezcan las decisiones de los órganos. Cantera, otro de los fichajes de Sánchez (fue la número seis por Madrid en las dos generales), es portavoz adjunta de Defensa y vicepresidenta primera de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible y sus demás compañeros están en una posición similar: combinan a veces un cargo institucional en la mesa de una comisión y una portavocía adjunta.

Fernández reúne a la dirección provisional del PSOE el jueves 17 por la tarde, y se prevé que pueda decidir los principales cambios dentro del grupo

El presidente de la comisión de disciplina del Grupo Socialista en el Congreso, el conquense Luis Carlos Sahuquillo, ya tiene desde el pasado lunes las alegaciones de los 15 diputados que no respetaron la abstención. Este fin de semana prevé elaborar el informe de sanción que elevará a la cúpula parlamentaria, que será la que imponga la multa, que será, si no hay sorpresas, de 600 euros. Esa penalización aún podría ser recurrible ante el comité permanente, que reúne a la dirección y a los presidentes y portavoces de comisión.

JUANMA ROMERO

En el PSOE se cuenta con que la cuestión disciplinaria (la multa) puede quedar resuelta a principios de la próxima semana. Porque el jueves por la tarde, tras la solemne apertura de la XII Legislatura por los Reyes en la Cámara Baja, Fernández se encontrará con sus compañeros de la gestora para adoptar la decisión más política: hacer los cambios pertinentes en la dirección del grupo —como mínimo la salida de Batet y Hernanz— y orientar, de la mano del portavoz, Antonio Hernando, la reubicación de los parlamentarios socialistas, aprovechando además la reestructuración ministerial operada por Rajoy. Hernando, este martes, no dio nada por seguro ni descartó nada.

Los 15 diputados socialistas díscolos: (de izqda. a dcha. y de arriba a abajo) Margarita Robles, Susana Sumelzo, Odón Elorza, Rocío de Frutos, Zaida Cantera, Meritxell Batet, Joan Ruiz, Mercè Perea, Manuel Cruz, José Zaragoza, Lídia Guinart, Marc Lamuà, Pere Joan Pons, Sofía Hernanz y Luz Martínez Seijo. (EFE)
Los 15 diputados socialistas díscolos: (de izqda. a dcha. y de arriba a abajo) Margarita Robles, Susana Sumelzo, Odón Elorza, Rocío de Frutos, Zaida Cantera, Meritxell Batet, Joan Ruiz, Mercè Perea, Manuel Cruz, José Zaragoza, Lídia Guinart, Marc Lamuà, Pere Joan Pons, Sofía Hernanz y Luz Martínez Seijo. (EFE)

Desde el PSOE andaluz entienden que “cuanto antes se cierre la crisis interna, mejor”, por lo que apremian al jefe de la gestora a que tome las decisiones lo antes posible. En el equipo de Susana Díaz subrayan que la ‘rebelión’ de los sanchistas no puede ventilarse con una mera sanción económica, por lo que hay que proceder al relevo de sus cargos. Una opinión, por lo demás, bastante generalizada en el sector oficialista. Los críticos, por el contrario, sostienen que con la multa sería suficiente, porque imponer un castigo mayor ahondaría en la división interna y se leería como un gesto de hostilidad, como una “depuración” de quienes se alinearon con el exlíder.

Nueva etapa con el partido hermano

Caso aparte es el PSC. El lunes a las doce Fernández recibirá al primer secretario, Miquel Iceta, para discutir sobre las relaciones de ambos partidos. Lo esperable es que sea la primera de una serie de encuentros que culminen en una solución pactada, una redefinición de los lazos que se apruebe en el comité federal de diciembre. Al menos, esa es la idea que tiene Ferraz, porque el PSC hasta ahora ha mantenido que está satisfecho con el protocolo de unidad de 1978 y que no cree que deba cambiarse, aunque está dispuesto a discutir su revisión. Nadie se atreve a aventurar cómo acabará la negociación, pero los próximos al presidente asturiano creen que la primera tarea es “reconstruir la confianza rota”, lanzar “mensajes constructivos” y elaborar el nuevo marco para cuando haya bajado el suflé. La cúpula provisional y los grandes territorios tienen cada vez más claro que la solución pasa por sacar al PSC de los órganos de dirección del PSOE, una convicción que apuntaló la ponencia aprobada por el partido durante el XIII Congreso, el pasado fin de semana, en la que se define a Cataluña como nación.

El lunes Fernández e Iceta analizarán cómo redefinir las relaciones de PSOE y PSC. Cada vez parece más claro que el PSC saldrá de los órganos federales

Iceta, mientras, ha ido dando pasos para relajar el ambiente. Lo hizo durante el cónclave, y lo remarcó este lunes en la primera reunión de su nueva ejecutiva a puerta cerrada: como confirmaron distintas fuentes de su núcleo duro, dejó claro que el apoyo prestado a Sánchez se debía a que era el secretario general, pero que ahora se situaría del lado de la gestora, y que evitaría que el PSC interfiriera en el proceso congresual del PSOE, por lo que no respaldaría a ningún candidato y regresaría así a su tradicional neutralidad. “Nos dijo que no entraría en la batalla interna, y es que eso nos ha quemado. Al PSC le interesa mantener su relación con el PSOE, quiere salvarla, y es más importante el PSOE que Pedro”, resumía un miembro de su permanente. En los dos partidos hermanos reconocen además la habilidad de Iceta para acoplarse a una nueva coyuntura y para virar cuando hace falta.

Las grandes federaciones empujan para que el conflicto con el PSC quede zanjado para el comité federal de diciembre, al que Fernández espera poder llegar con un calendario completo de la hoja de ruta a desplegar en los próximos meses: desde el debate político a la fecha de las primarias y del congreso. La intención es desactivar las críticas de los sanchistas, que en estas semanas han urgido la convocatoria del cónclave, priorizar la discusión sobre el proyecto y diluir la figura del ex secretario general. El tiempo, creen, les pondrá las cosas de cara y remará en contra de Sánchez.

Sin reunión del comité permanente el lunes

Antes de cada pleno en el Congreso, se reúne primero el comité permanente del Grupo Socialista (o sea, la dirección parlamentaria, los presidentes y portavoces de comisión y los miembros de la Mesa) para fijar la posición sobre los asuntos que se abordarán en la sesión. Después sigue la reunión del plenario, con todos los diputados.

La semana que viene no será así. El martes 15 de noviembre sí habrá reunión de grupo, pero no vendrá precedida del encuentro del comité permanente, lo que ha levantado las suspicacias de los sanchistas. La dirección incide en que no tiene nada que ver con las posibles multas: no hay reunión de la permanente porque el martes el pleno aborda dos iniciativas del PSOE (sobre la Lomce y sobre la violencia de género) y por tanto no hace falta fijar posición. Tampoco la hubo antes de la investidura de Mariano Rajoy.

http://www.elconfidencial.com/espana/2016-11-11/crisis-psoe-punto-de-mira-susana-sumelzo-margarita-robles-pedro-sanchez_1287930/

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.