Hosting por dinahosting.

ELITE ECONOMICA

rajoy_empresarios1Durante décadas, el bipartidismo político ha creado y favorecido a una élite económica que, al final, ha determinado su existencia. Hoy el País vive al compás que marcan unas pocas macro-empresas, que tienen una clara influencia en lo publicado en el B.O.E.

Tal vez el origen de este entramado viene de cuando Aznar privatizó una serie muy importante de empresas públicas provenientes o no de la dictadura, pero todas ellas con una participación predominante en el mercado español. Aznar distribuyó a sus amigos en la presidencia de distintas empresas, en Telefónica, en el BBVA, en REPSOL, ENDESA, Iberdrola, Gas Natural, etc.

Junto a estas empresas, se han creado otras por iniciativa privada, como Santander, ACS, Ferrovial, OHL, Inditex, Abertis, etc. Casi todas ellas se caracterizan por sus escasas inversiones industriales/manufactureras en nuestro País. Es normal para ellas que utilicen mano de obra en países foráneos, y que sus inversiones se realicen en otros países. Es corriente que en sus memorias figuren datos en los que se muestra que la parte principal de sus beneficios provienen de otros países.

Estas empresas han creado el mayor lobby del País, con la clara intención de interferir en el gobierno de la nación. Me refiero al Consejo Empresarial de Competitividad, bajo la presidencia de Alierta, cuyos objetivos son preservar la situación de privilegio en el que se encuentran sus empresas.

Ya hay voces en nuestro País que claman por una mayor inversión industrial, en sustitución de la economía del ladrillo que ha predominado de forma absoluta. Pero las grandes empresas integradas en el Consejo empresarial de la Competitividad, no tienen ningún interés. Así, nuestro País dispone de una tarifa eléctrica de las más caras de Europa, lo que va en perjuicio inmediato paras las empresas manufactureras, pero ahí están ENDESA e Iberdrola para impedir cualquier movimiento en su contra.

Las políticas emanadas del bipartidismo han sido destinadas a proteger a las grandes multinacionales españolas, a quienes el Gobierno sigue identificando como la “Marca Española” en perjuicio del interés general.

Lógicamente toda la fuerza que pueda tener este lobby está centrada en destruir la buena imagen que pueda tener PODEMOS, los anti-sistema. En este punto, hemos de tener en cuenta la presión que, especialmente ejerce la banca, sobre los medios de comunicación. Hoy los periódicos andan muy endeudados, y buena parte de ellos dependen de su acercamiento a la banca. Y la banca lo que quiere es que continúe el bipartidismo con la alianza del PP y el PSOE.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »