Hosting por dinahosting.

ESPAÑA Y SUS INFRAESTRUCTURAS

r_3_2011_despuesHay la anécdota habida en una entrevista entre Obama y Rajoy, en la que se le preguntó a Obama el motivo de la falta de un AVE en su País, y la respuesta fue contundente, “es que no tenemos dinero suficiente”. Esta anécdota refleja tanto el sentido de la rentabilidad de las inversiones que tienen en EE.UU. como la falta del mismo en España.

Y no me refiero solamente a grandes inversiones, tipo autopistas radiales de Madrid, o el depósito de gas frente a Castellón, sino a las mil y una inversiones que se hacen y que no obtienen ninguna rentabilidad. Hoy, en los periódicos, he podido entresacar algunos ejemplos:

  • (TSJM) ha dado un mes de plazo al Gobierno regional presidido por Cristina Cifuentes para que desmantele de una vez por todas el campo de golf que Esperanza Aguirre construyó en los terrenos deportivos que el Canal de Isabel II tiene en el distrito de Chamberí. Por lo visto, Esperanza es una aficionada al golf, y como tal quiso tener su propio campo, que ha sido un proyecto fallido, según ha demostrado el paso del tiempo. Muy pocos madrileños lo han usado y la empresa que explota la instalación desde mayo de 2013, Proingest Management, está en concurso de acreedores.
  • Otro caso es el tranvía de Jaén, que ya echó el cierre en 2011, tras apenas unas semanas funcionando en pruebas. La infraestructura cubre unos 4,7 kilómetros desde el norte al centro de la ciudad andaluza y ha costado, según datos oficiales, unos 120 millones de euros, lo que la sitúa entre uno de los mayores despilfarros de las infraestructuras españolas. Una demanda judicial por competencia desleal de la empresa de autobuses urbanos frenó su funcionamiento. Durante las semanas de mayo de 2011 que estuvo en marcha, tuvo un tráfico de unas 6.000 personas al día, cuando se estimaban 13.000 para que fuera rentable. Ahora, la Junta de Andalucía quiere rescatar el tranvía haciendo que el 40% de los gastos se desvíen a los Presupuestos de la Junta.
  • El caso del tranvía de Vélez-Málaga, que unía esta ciudad de la Costa del Sol con Torre del Mar, guarda muchas similitudes. Con 40 millones de inversión, la mayoría procedente de fondos europeos, este tren ligero se inauguró en 2006 y cerró seis años más tarde, en 2012. Se habían previsto 1,2 millones de euros anuales de ingresos para que fuera rentable y en 2011 no llegaron a 676.000. En 2014, el alcalde de Vélez-Málaga trató de buscar algo de rentabilidad y tras el cierre alquiló los vagones a Sídney (Australia).

Y así iríamos recorriendo la geografía de nuestra España, e iríamos descubriendo los verdaderos motivos de la construcción de nuestras infraestructuras. Desde el orgullo mal entendido de algunos políticos, hasta las mayores torpezas de los mismos. Todo, excepto el criterio de la rentabilidad.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.