Publicado el

ESPERANZA 12

Es un gran político, a la altura de un Aznar, aunque tal vez con las ideas algo equivocadas, al estar tergiversadas por la doctrina liberal. Es el más genuino representante en nuestro País de las ideas liberales. (Estado pequeño, bajos impuestos, libertad individual por encima del bien común, privatizar todo lo público, etc..)

Esperanza Aguirre mandó durante una década con mano de hierro en la Comunidad de Madrid. No solo en el Gobierno autonómico, también en un Partido Popular que enlazaba mayorías absolutas mientras paralelamente tejía una red de poderosos contactos con el poder empresarial. Se ganó el apodo a pulso: ‘la lideresa’. Temida y respetada. Llegó al poder con el famoso ‘tamayazo’, la extraña deserción de dos diputados socialistas que provocó la repetición de elecciones.

“Debo haber nombrado a unos 500 cargos en mis 33 años de vida política. Me han salido rana solo dos”, repite continuamente. Las matemáticas no son lo suyo. Ya van más de 23 y sumando. Casos famosos como Gurtel o Púnica. Su mano derecha en la cárcel (Francisco Granados), su mano izquierda imputado (Ignacio González). Toda la problemática de Bankia, incluyendo al nombramiento de Rato fue realizado durante su mandato.  Es decir, durante su década, Madrid ha sido un emporio de corrupción. Pero ella está saliendo indemne.

Sin embargo, las sombras la siguen persiguiendo ahora que solo es portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid. El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha impulsado esta semana la pieza del caso Púnica que investiga si el partido se financió con donaciones ilegales de empresarios que captaba a través de una entidad satélite, la Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (Fundescam). Ella, que siempre lo ha controlado todo, a la que no le gustaba delegar la supervisión, se defiende con un “no me consta” y “yo no me ocupaba de la financiación del partido, por eso dimití”. Aguirre, animal político, está cada vez más acorralada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play CAPTCHA Audio
Reload Image