Hosting por dinahosting.

ESPERANZA 13

La exdirigente del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha mostrado “muy triste” por el resultado del congreso regional del PP balear porque, a su juicio, sus nuevos dirigentes “quieren catalanizar las islas: no quieren que se enseñe en español”.

Está claro que para Esperanza lo único que es español es el castellano, que es su lengua materna. Lo demás, todo lo que a ella le es extraño, como el euskera o el catalán, no es español.

Esperanza confunde Madrid y Castilla con España. A Esperanza lo que le gustaría es que toda España tomase los cafés cortados como los hacen en Madrid, y que a todos nos gustasen las “porras”. Si toda España respaldase al Real Madrid de futbol, ella sería feliz.

Pero afortunadamente España no es eso. El catalán se expandió en su momento, y hoy llega por el Sur hasta la montaña de Alicante (Alcoy y otras poblaciones), por el Norte hasta Perpignan, al Oeste hasta la zona fronteriza con Huesca, y al Oeste con Baleares. Y esto es así por unas claras derivadas históricas, que una política como Esperanza no puede olvidar. Pero tener por lengua materna un idioma distinto al castellano, no significa no querer ser español, significa ser fiel a una tradición, a unos usos y costumbres, que están arraigadas en España desde hace siglos.

Y los madrileños y castellanos deben entender toda esta problemática, y no manipular a unos Gobiernos con plenos de ministros y altos dirigentes de origen madrileño/castellano, que intentan sistemáticamente menospreciar y hundir a las otras lenguas españolas.

La riqueza de España viene por la variedad de invasiones que hemos tenido en nuestra historia. Los romanos, los bárbaros y el Islam, dejaron su impronta en distintos lugares de España. Así, mientras el Islam se asentó en el Sur de la Península, Carlomagno invadió el N, asentándose principalmente en el NO. Como resultado de todo esto, hay fiestas en el NO que provienen del legado de Carlomagno, podemos citar las fiestas de San Esteban o el lunes de Pentecostés entre otras.

Y toda esta variedad ha de aceptarse, si se quiere aceptar la realidad de una España. No aceptarlo es formar parte del bando de los “separadores”, que son los que mayor ayuda ofrecen a los “separatistas”.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.