Hosting por dinahosting.

ESPERANZA 3

granados-aguirre--575x323Recientemente, Esperanza Aguirre escribe semanalmente un artículo en El Mundo. Y en uno de los últimos, defendía la inclusión en la Ley Penal de los delitos de enriquecimiento ilícito, que por lo visto no están previstos en la actual Ley. Aunque parezca absurdo, un aumento patromonial injustificado en un cargo público no está contemplado como delito en nuestro ordenamiento jurídico.

De forma increíble, Esperanza afirma que ha observado que muchos políticos han elevado de forma exponencial su nivel de vida, sin que lo justifiquen los sueldos que perciben. Textualmente dice:”Viendo cómo viven algunos, es razonable tener muchas dudas acerca de su honradez”.

Dice también, que tiene la impresión de que la sensación de agobio que los casos de corrupción han creado entre nosotros proviene, en gran parte, del funcionamiento de la Justicia. Por su lentitud y porque, cuando los corruptos son condenados, rara vez devuelven el dinero que se han llevado.

Esperanza propone que una de las maneras de controlar la honradez de los cargos públicos es la de observar si su vida cambia en algo a partir del momento en que llega a ocupar este cargo. Vigilar esos cambios de nivel de vida, es una buena forma de saber si alguien está cometiendo algún delito de corrupción.

Y yo me pregunto, ¿cómo es posible que diga estas cosas Doña Esperanza?, ¿dónde estaba ella cuando López Viejo estaba cobrando sabrosas comisiones de Gurtel?, y era su mano derecha. ¿Es que ella no veía el nivel de vida de López Viejo?, ¿Es que ella no controlaba a sus subordinados más allegados?. Y con Francisco Granados podríamos hacer las mismas preguntas a Esperanza.

Que Esperanza Aguirre no sea una política corrupta, no implica que esté totalmente al margen de ella. Esperanza es culpable por negligencia, al menos políticamente, por dejadez de funciones de control, por designar a alcaldes de distintas poblaciones periféricas de Madrid, imputados en la citada operación Púnica. Fue ella quién los eligió y no los controló.

Que venga ahora y hable del delito de enriquecimiento ilícito, sobra, como sobra que se presente como candidata a la alcaldía de Madrid, para regocijo de los futuros concejales que vaya a tener.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »