Hosting por dinahosting.

ESPERANZA 4

esperanza-aguirreMuchísimos periodistas están escribiendo los malos tiempos que está atravesando Rajoy y su PP. En casi todos los casos he pensado que seguramente debe ser una exageración, pues al fin y al cabo, el PP sigue siendo el partido más votado en todos los sondeos. Pero estoy cambiando de opinión. Tras el nombramiento de Esperanza y de Cristina para la alcaldía y la Comunidad de Madrid, pienso que sí, que Rajoy está atravesando el peor momento de su vida.

Cristina no es nadie, es simplemente una política más del PP, que lleva más de 20 años en el parlamento de la Comunidad. Ser delegada del Gobierno en cualquier capital es un puesto importante situado en primera línea, pero serlo en Madrid, a las ordenes de todos los ministros no es ser nadie, salvo ser quién da la cara frente a los periodistas. Y sin embargo ha sido la escogida para ser la candidata a la Presidencia de la Comunidad.

Si lo que busca Rajoy es tener una Comunidad tranquila y que siga las instrucciones de “Génova”, ha acertado. Pero esto no es lo mejor para la Comunidad ni para los madrileños. Iniciativas cero, pero tampoco palos a las ruedas. Rajoy lo tendrá fácil con ella, salvo que los madrileños se den cuenta y elijan al candidato de otro partido.

En cuanto a Esperanza, solo hay que observar el transcurso de sus últimos años en la Comunidad y en el PP madrileño, y nos daremos cuenta que ella representa el ala más derechista del PP, siendo su mayor admirador Federico Jiménez Losantos, la cual ya es todo un síntoma. Además es la promotora de todas las privatizaciones que se han hecho en Madrid, muy especialmente la de Sanidad, con todo el revuelo que ello comportó.

Esperanza es la representante de toda la élite de Madrid, tanto la política como la económica. Ella ha sido quien ha amamantado a Granados, ya en la cárcel, a González, próximo imputado, y a todos los alcaldes de la periferia de Madrid imputados en la operación Púnica. Parece que todo ello merecería una reprobación política.

En una reciente entrevista que le hicieron, Esperanza comentó que si se seguía el tren de vida de los políticos, sería fácil encontrar a los corruptos. Por lo visto, Esperanza es la única madrileña que desconocía el problema del ático de González.

Darle la oportunidad de presentarse a la alcaldía de Madrid, cuando presentó su dimisión como Presidenta de la Comunidad, sin dar ninguna clara explicación, salvo la de que se quería retirar de la política, indica la falta de recursos que tiene Rajoy, quien se ha visto obligado a elegir a la más “castiza”, no al mejor candidato.

Todavía está en los juzgados el caso de la huída que hizo Esperanza frente a los municipales, esperemos que consigan la absolución, pues en caso contrario resultaría muy curioso que la posible alcaldesa sea condenada por su enfrentamiento con la policía municipal. Otra contradicción más.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »