Hosting por dinahosting.

FINAL DEL SISTEMA

senado-romanoEn estos momentos ya existen suficientes indicios de que estamos al final de un sistema que se inició después de la Segunda Guerra Mundial. Algunos de ellos son los siguientes:

  • El auge de partidos extremistas, tanto de la derecha como de la izquierda, en la mayor parte de los países europeos. Syriza en Grecia, PODEMOS en España, Le Pen en Francia, Grillo en Italia, así como movimientos fascistas en Alemania y Grecia. Todo ello coincide con un descenso del centro/derecha, que según los anteriores ha sido el culpable de la situación desesperada de millones de ciudadanos.
  • El descenso importante y rápido del precio del petróleo y otras materias primas, que están llevando el caos a los países emergentes como Brasil, Venezuela, México, Argentina, y en general toda la América del Sur.
  • El final del mandato de Obama, aplicando sus políticas a favor de las clases menos favorecidas, así como su apoyo a Syriza de Grecia, y evitando cualquier enfrentamiento bélico. Todo lo contrario con lo hecho por sus antecesores.
  • El fin del desarrollo espectacular de China y la actual ralentización de su economía.
  • El aprovechamiento en política del auge de las redes sociales, que está permitiendo, en muchos países, la revuelta de los ciudadanos en contra de las oligarquías en el poder. Tanto en el occidente como en los países musulmanes.
  • En Europa y en pocos años, se ha pasado de una ciudadanía “aborregada”, a otra muy activa y que participa de la política con métodos muy distintos a los tradicionales de los partidos políticos. Sus voces ya se hacen escuchar.

Con todos estos indicios, está claro que la escena política mundial está cambiando. En estos momentos ya no es la misma del inicio de la crisis. Lo que está por ver, es si vamos a dar a nuestros hijos un mundo mejor, o un mundo en donde el libertinaje supere a la democracia. El cambio, como pasa en Grecia o en algunos regímenes sudamericanos, no ocurre por voluntad de uno, sino que se produce cuando quienes tienen que defender el viejo orden, ya no creen en él.

Lo ocurrido en Libia, Siria y Egipto, después de la “primavera musulmana” puede ser un ejemplo de lo que puede ocurrir si los movimientos sociales no están bien encauzados. En Libia el caos y sin gobierno, en Siria la guerra y en Egipto otra dictadura militar.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »