Hosting por dinahosting.

FRANCISCO 2

papa-franciscoRecientemente el Papa ha celebrado su segundo aniversario en el Papado. Han sido dos años llenos de buenas intenciones para cambiar el rumbo que había escogido el Vaticano. El cambio efectuado ha sido notable, tanto en la forma como en el fondo.

Pero Francisco ya tiene 78 años, y esto es lo peor que tiene. Por desgracia no tenemos Papa para muchos años, como a mí y a muchos otros les gustaría. Además ya ha anunciado que no quiere ser Papa durante mucho tiempo, por lo que llegados al caso presentaría su renuncia, tal y como ya hizo su predecesor Benedicto XVI, el cual dimitió con 85 años.

La figura de Francisco es la figura del que lucha contra una casta establecida durante siglos. Es la lucha del que se da cuenta que la Iglesia nació para ayudar a los hombres, y no para la mayor gloria intrínseca de la misma Iglesia. Durante siglos, el Vaticano se ha preocupado mucho más por su ombligo que por el “hombre”.

Francisco es jesuita, tal vez esto se ha introducido en su ADN, y le hace más ajeno a las intríngulis de las políticas de pasillos que sin duda practican los cardenales del Vaticano.

Ya no son solo los temas de familia lo que separan al Papa del resto del Vaticano. En el último Sínodo de obispos, quedó bien patente que hay una parte importante de los mismos que no participa en la apertura que el Papa quiere imprimir en la doctrina sobre la familia, tanto para los divorciados vueltos a casarse, como por el tratamiento a los gays. Ahora han aparecido nuevos motivos de discordia.

En estos día, el Papa Francisco intenta poner de manifiesto todos los aspectos oscuros de las finanzas del Vaticano, para ello, está aprobando importantes leyes internas de transparencia, y negociando con el Gobierno italiano el fin de que el Vaticano sea considerado un paraíso fiscal. Pero como siempre que el Papa intenta introducir cambios dentro de la Iglesia, se encuentra con una feroz oposición por parte de la curia más conservadora, que es, precisamente, la que dominaba el Vaticano hasta su llegada. Y para ello, están intentando utilizar las mismas armas que ya emplearon contra Benedicto XVI, es decir, la filtración de documentos comprometedores para sembrar dudas y divisiones entre el Papa y sus ayudantes.

El Cardenal Pell es el ayudante del Papa para modernizar el IOR (el banco del Vaticano),  y ahora se han filtrado documentos que muestran supuestos gastos en vuelos, sastrería y sueldos de otros colaboradores. No lo van a dejar tranquilo, justo ahora en que las conversaciones con Renzi están ya muy avanzadas para terminar con el secreto bancario en el Vaticano.

La fuerza y la entereza del Papa están, una vez más, puestas a prueba. Esperemos que también en esta ocasión termine por superarlas.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »