Hosting por dinahosting.

HARTOS DEL MÓVIL

protocolo-en-la-mesa-con-el-mc3b3vilDe todo lo que se abusa, al final acaba cansando. Y el móvil es un ejemplo claro del abuso que se hace de él. Se calcula que cada día observamos nuestro móvil unas 150 veces, unas veces para hacer algo que hemos pensado, y otras simplemente para ver si pasa algo. No tiene lógica.

Es normal que en una comida entre amigos, o en una cena entre una pareja que se está conociendo, alguien saca su móvil y lo pone encima de la mesa, y así tenerlo más a mano en caso necesario. No se dan cuenta de la falta de educación que ello representa. Significa: “estoy contigo solo si el móvil está en silencio, pero si el móvil me llama él es el primero”.

Pocos elementos tecnológicos han tenido una irrupción tan apabullante como el móvil. Se cuentan en centenares de millones de aparatos vendidos cada año. Hoy casi no se entiende que haya alguien que no tenga un móvil. Los fabricantes ya se han preocupado para ir encontrando posibilidades de uso al móvil. Que si los juegos, que si los latidos del corazón, que si las calorías que vamos quemando, o que vamos ingeriendo, es un sinfín de posibilidades que nos da el aparatito, ello nos hace estar conectados todo el día, y de ahí viene el posible cansancio.

Vivimos esclavos del móvil y a medida que aumenta el número de aplicaciones, crece el número de avisos y alertas en el dispositivo. Esto lo podemos descubrir con toda su crudeza cuando nos olvidamos el móvil en casa o en nuestro destino no hay cobertura. De pronto recuperamos la paz.

Es precisamente en esta paz donde unos emprendedores suizos han encontrado una parcela del mercado presentando un móvil que sirve para hacer llamadas y poco más. Su fundador, Petter Neby, ve una oportunidad de negocio entre los usuarios que comienzan a ver el móvil más como un problema que como una fuente de soluciones.

Pero para aquellos que todavía ven al móvil como a su otro ego, este móvil suizo le puede ser muy útil como segundo aparato, para cuando llega el final de la jornada laboral, o empieza el fin de semana. Es una manera muy cómoda para estar desconectado pero teniendo toda la libertad de acción.

El terminal emplea materiales que le confieren una gran durabilidad con unos componentes internos de costes elevados, así que este terminal se dirige a un mercado elitista que está dispuesto a pagar un extra por un codiciado aislamiento.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »