Hosting por dinahosting.

HIROSHIMA Y NAGASAKI

 ¿fueron imprescindibles?

 

4-27-13-Iwo-Jima-flag-raising_full_600Hiroshima fue el escenario del primer bombardeo atómico de la historia, el 6 de agosto de 1945, y produjo la muerte de 120.000 japoneses, en su casi totalidad civiles, y un saldo de casi 360.000 heridos, además de mutaciones genéticas que persisten hasta nuestros días.
Nagasaki, fue arrasada por la bomba atómica, muriendo instantáneamente 75.000 de los 240.000 habitantes. En pocos días la cifra llegó a los 140.000 muertos, en su inmensa mayoría civiles.

Estas impresionantes cifras que ya fueron previstas antes de efectuar los bombardeos, son debidas a la decisión del Presidente Truman, el cual se enfrenta desde entonces ante el tribunal de la Historia. ¿Tenía otras alternativas?
Veamos cuales fueron los precedentes antes de tomar tal decisión:
  • Iwo Jima: es un islote de 21 km cuadrados situado a unos 1.500 km de Japón, sin población indígena, pero con un gran valor estratégico por el aeropuerto que instalaron los japoneses, pero que en poder de los americanos podía ser un gran trampolín para bombardear el Japón.
Al termino de los 34 días de la batalla, se habían registrado por primera vez en el conflicto más bajas americanas que japonesas. Las fuerzas americanas sufrieron 24.480 bajas, de las que 4.197 fueron muertos, 19,189 heridos y 418 desaparecidos, posteriormente 1.401 heridos fallecieron. Por parte japonesa resultaron muertos 20,703 soldados, sin heridos, prácticamente la totalidad de los efectivos.
Lo más destacado de la batalla fue la extrema resistencia del ejército japonés. Incluso pasaron varios días, antes de la caída de la isla, sin comida ni agua.
  • Okinava, es una isla de 1.200 km (casi el doble que la isla de Menorca) .  con una población de cerca de 1 millón de habitantes. Está situada a unos 500 km de Japón, y fue el primer territorio japonés en que se planteó una batalla.
En ésta, además de 150.000 civiles muertos, por parte de los americanos fueron 50.000 bajas y 20.000 retirados por crisis nerviosas, y por parte japonesa fueron 107.000 muertos,  muchos de ellos se suicidaron según los rituales japoneses.
Se debe destacar que la defensa de Okinawa por parte de los japoneses fue feroz, incluyendo a los propios nativos, y que prácticamente no se hicieron prisioneros.
Con lo visto en Iwo Jima y en Okinawa, estaba claro que se tenía que descartar una invasión del Japón al estilo de la de Normandía, en donde la tierra que invadieron era una tierra amiga y su población apoyó a la invasión. Todo esto era impensable en el caso del Japón.
Ante esto, las alternativas quedaban reducidas a dos:
  • bombardear con bombas convencionales los núcleos urbanos del Japón, al estilo de cómo lo hicieron con las ciudades alemanas,
  • bien utilizar un nuevo invento que podía amedrentar a los japoneses, dando una superioridad brutal a los americanos.
Se puede discutir cual de las dos alternativas podía ser más económica en términos de bajas civiles, pero si tenemos en cuenta las 150.000 bajas civiles de Okinawa, así como que a pesar de arrasar las ciudades alemanas, la infantería americana tuvo que hacer un serio esfuerzo, deberemos concluir que el Presidente Truman escogió la más económica y racional.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »