Hosting por dinahosting.

INDEPENDENTISMO 6

imagesHace ahora un año que tuvo lugar la famosa entrevista entre Rajoy y Mas, en la que Mas solicitó el Pacto Fiscal, y Rajoy se lo negó. Tal vez el momento, especialmente el económico, no era el más adecuado para llevar a la Moncloa tal petición. Si la entrevista hubiese sido en estos días de mayor bonanza, tal vez la respuesta hubiera sido distinta.

A Rajoy le faltó cintura y sentido de Estado para responder a Mas. Y a éste le faltó tiempo para entregarse a ERC, y a su independentismo.
Desde aquel día se han desatado los sentimientos. En Cataluña con una expresión mayoritariamente pro consulta y con fuerte subida del secesionismo. En España con una fobia terrorífica hacia todos aquellos que no quieren ser como ellos.
Después de más de treinta años del “café para todos”, es claro que ha sido un fracaso para todos. La mayoría ni entiende lo de las Comunidades Autónomas, creyéndose que es un paso administrativo adicional y por tanto fácilmente liquidable. Los otros no se encuentran a gusto por las constantes interpretaciones constitucionales tendentes siempre a una menor autonomía (vease el dictamen del T. Constitucional sobre el último Estatuto de Cataluña), que había sido ya aprobado por el Congreso y por el pueblo de Cataluña.
En esta situación sólo hay una salida, y es mediante la negociación entre los principales partidos políticos nacionales y el Sr. Mas. Siempre ha existido una cierta bilateralidad que en contra de lo que suele decirse no es ajena a la propia Constitución de forma implícita. La Ley de régimen jurídico de las administraciones públicas lo habilita de forma precisa.
No existe, por ello, ningún impedimento legal para reforzar los mecanismo de cooperación bilateral a través de comisiones Estado-CCAA que en algunos casos llevan funcionando más de treinta años.
De esta bilateralidad pueden surgir múltiples soluciones al llamado “problema catalán”, puede ser el Pacto Fiscal, puede ser una configuración federal de España, en donde se reconozca la singularidad de cada uno de los pueblos que forman España, o puede ser cualquier otra solución que permita reubicar Cataluña en España. Lo que también está claro es que la situación actual no puede mantenerse.
El Sr. Rajoy tendrá que hacer un esfuerzo para olvidarse de lo que estudió como Registrador de la Propiedad. Hoy España le está pidiendo flexibilidad, muy lejos de la aplicación dura y seca de la ley que nos está proponiendo. Hay un dicho castellano que dice: “o todos moros o todos cristianos”. Bien pues Rajoy y los periodistas de la caverna madrileña tendrán que empezar a olvidarse de él. No quiero ni pensar en lo que pueda suceder en caso contrario.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »