Hosting por dinahosting.

INJUSTICIAS EN LAS OPOSICIONES

2009-08-04-4e85d07ba95e0-1La burguesía siempre ha suspirado para que un hijo suya pueda aprobar unas oposiciones al funcionariado estatal. Era y es una forma de garantizar una buena vida al hijo, que pudiera formar una familia y tener una hipoteca. Pero si siempre ha sido así, cuando ha llegado la crisis económica, se han desbocado estas ansias funcionariales.

El ingreso a la función pública se rige según los principios constitucionales de “mérito, capacidad e igualdad”. Sin embargo, los mismos funcionarios ya se han ocupado para que el propio diseño de acceso a los cuerpos funcionariales provoque que, en determinadas circunstancias, el mismo sistema pase por encima de estos valores supremos.

Lo que buscan los funcionarios en activo, que son los que forman los tribunales de las oposiciones, es que su estirpe se eternice, y que sean sus hijos y los hijos de sus amigos los que ganen las oposiciones, en contra de todos aquellos que han dedicado años de esfuerzo para tener todos los merecimientos al caso.

El ¿cómo conseguir que estas injusticias y enchufismos sean legales?, hace ya muchos años que alguien encontró la solución, hacer que siempre alguna de las pruebas sean orales, con lo que el tribunal puede calificar de modo totalmente subjetivo al aspirante, y como las palabras se las lleva el viento, es indemostrable que el candidato haya merecido o no la calificación que se le ha puesto.

El sistema concede una discrecionalidad técnica al tribunal, lo que permite a los evaluadores calificar en base a un criterio que se presupone profesional y autorizado, pero subjetivo. Este poder que otorga la ley al examinador se multiplica, ya que en la práctica, es imposible que sea rebatido. La “luz y taquígrafos” que debería reinar en una selección que va a otorgar un trabajo prácticamente garantizado de por vida y remunerado con dinero público adolece de la falta de registros que pudieran servir como prueba para una posterior reclamación

Vivir en Madrid, y tener buenos amigos funcionarios, es lo primero que se debe plantear alguien que quiera presentarse a oposiciones. De lo contrario, es una forma muy tonta de perder los mejores años de la juventud..

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.