Hosting por dinahosting.

JUAN CARLOS DE BORBON

gf08wui1-640x640x80Por decisión del dictador Franco, Juan Carlos Borbón, fue designado como Rey de España, con el nombre de Juan Carlos I. En ningún momento ha sido llamado el pueblo español para que ratificara tal nombramiento, aunque nadie le discute que fue Rey de forma legal. En esta situación, nos encontramos con un Rey legal, pero sin el respaldo de la ciudadanía, y que además ha vivido a espaldas del pueblo.

Sus objetivos durante estos años de Príncipe de Asturias y de Rey, han sido básicamente:

  • A su muerte, traspasar la corona a su hijo Felipe
  • Aumentar el patrimonio que heredó de su padre, aprovechándose de su autoridad frente a los grandes empresarios españoles, y de su amistad con Jefes de Estado, especialmente de Oriente Medio
  • Disfrutar de la vida al modo que a él le gusta, es decir, en base al sexo, a la caza mayor y a la buena mesa.

Ignoro totalmente cuales habrán sido realmente sus objetivos en la vida, pero la imagen que nos está dejando a los españoles es la que acabo de describir.

Si la primera impresión que tuvimos al anunciar su abdicación, fue la de que iba a iniciar una nueva vida más recatada y digna por lo que él ha representado en España, esta impresión ha quedado borrada en los pocos meses transcurridos. Ahora vemos que su abdicación fue debida a que necesitaba más tiempo libre para dedicarse a sus negocios particulares y a su ocio.

Juan Carlos está viajando continuamente. Ultimamente a estado en un resort de la R. Dominicana, llamado La Romana, propiedad del millonario Fanjul, rey mundial del azúcar. Su 77 aniversario lo pasó en Los Angeles. Hace unas pocas semanas estuvo visitando Arabia Saudí, donde le ocupan diversos negocios, también ha estado en Uruguay en la toma de posesión del nuevo Presidente. Después, vuelta a EE.UU. para ir a la inauguración del “Iberian Suite”, un festival organizado para ofrecer un programa cultural de habla española y portuguesa. Es un no parar.

Por otra parte, han aparecido algunos síntomas de falta de sincronía con su hijo el Rey. Así, los empresarios españoles han elegido a la Fundación Cotec, como trampolín para la restauración pública y notoria de Juan Carlos. Esta Fundación que ha sido presidida primero por José Angel Sánchez Asiaín y después por Juan Miguel Villar Mir, tiene por objeto levantar el pulso de la alicaída investigación tecnológica en España. Este invento funciona desde junio pasado por Cristina Garmendia, quien ha protagonizado el interés de la Fundación para que Juan Carlos siga en la “pomada”.

Con estos objetivos, han cambiado los estatutos de la Fundación, de tal modo que el Presidente Honorífico ha pasado de ser el Jefe del Estado, a otro designado por él, con la clara intención de que el hijo Felipe designara a su padre como Presidente. Pero en esta situación, se ha presentado el actual jefe de la Casa Real, D. Jaime Alfonsín, quién no ve con buenos ojos una iniciativa que podría desnaturalizar los vientos de cambio.

Es el primer enfrentamiento conocido entre padre e hijo. Punto en el que deberíamos pensar en las malas relaciones que siempre han tenido la nuera Leticia con su suegro Juan Carlos.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »