Hosting por dinahosting.

Junts pel Sí y la CUP negocian declarar el inicio del proceso antes de la investidura

La coalición de CDC y ERC quiere un pacto global y descarta acuerdos parciales |Homs da por hecho que el independentismo mantendrá la unidad en las generales con una “fórmula creativa”Junts pel Sí y la CUP negocian declarar el inicio del proceso antes de la investiduraJunts pel Sí y la CUP están negociando realizar la declaración de inicio del proceso de independencia, a la que se comprometieron si obtenían mayoría el 27S, antes de la investidura del presidente de la Generalitat. La declaración se aprobaría de forma solemne en el marco de un pleno específico del Parlament, el primero de la nueva legislatura después de la constitución de la Cámara que se llevará a cabo el lunes, que el bloque independentista desearía que sirviera para dejar sentados de entrada y de manera muy diáfana los principios políticos que regirán el desarrollo de todo el mandato.

Las dos partes conceden especial importancia a este punto, que consideran fundamental para empezar a cumplir el mandato democrático del 27S, pero de momento las diferencias sobre el contenido concreto que debería tener la declaración no hacen posible el acuerdo. Más allá de declarar de forma genérica que comienza el proceso de independencia y de comunicarlo a las autoridades del Estado español para abrir una fase de negociación y ponerlo en conocimiento de la comunidad internacional, la articulación del pronunciamiento es lo que separa por ahora a Junts pel Sí y la CUP. La formación de la izquierda alternativa y anticapitalista querría que se incluyera una declaración clara de desobediencia y la coalición de CDC y ERC se inclina, en cambio, por una formulación menos agreste, cuando menos en las formas. “Nos interesan más los actos que los discursos”, advierten en este sentido fuentes de Junts Pel Sí, que reconocen que existe coincidencia en que, “a efectos catalanes, el Tribunal Constitucional ha quedado completamente deslegitimado desde la sentencia contra el Estatut” y en que a partir de aquí es posible avanzar.

En todo caso, Junts pel Sí sólo aceptará un acuerdo sobre la aprobación de la declaración de inicio del proceso de independencia antes de la investidura del presidente de la Generalitat si forma parte de un pacto global dentro de la negociación que se está llevando a cabo. La coalición de CDC y ERC no quiere acuerdos parciales ni por fases ni está por la labor, por tanto, de realizar “gestos de buena voluntad”, de manera que mientras no se produzca una entente general en todos los terrenos no dará por cerrado ningún capítulo. Una situación que, en la medida en que no haya acuerdo con la CUP para la investidura con vistas al primer debate que se iniciará el 9 de noviembre, seguirá dejando la puerta abierta a que previamente se sustancie el pronunciamiento de inicio del camino hacia la independencia, que lo ideal consideran que sería que pudiera aprobarse antes de las elecciones generales españolas del 20-D.

La falta de acuerdo dentro del bloque independentista también está condicionando, por otro lado, la manera con que CDC y ERC se presentarán precisamente a esta próxima cita electoral. Francesc Homs, conseller de Presidència y previsible cabeza de lista de CDC, dio ayer algunas pistas al respecto. El brazo derecho de Artur Mas avanzó que la voluntad de los dos partidos es mantener la unidad del soberanismo que “tan bien ha funcionado” el 27S, pero descartó repetir la fórmula de Junts pel Sí, “porque el plebiscito ya se ha efectuado y no tiene sentido realizar un segundo plebiscito”. “Tenemos que ir juntos, pero ir juntos se puede hacer de muchas maneras, y la fórmula o fórmulas concretas son secundarias y pueden ser diversas”, dijo en un desayuno informativo en el Fórum Europa, en el que apuntó, no obstante, que “seremos supercreativos y se verán cosas que no se han visto hasta ahora”. La cuestión está, en cualquier caso, pendiente de negociación con ERC y las posibilidades que se barajan son, efectivamente, diversas, entre ellas, por ejemplo, listas separadas pero con un paraguas común para el Congreso y listas conjuntas para el Senado.

“Buscaremos la fórmula que nos resulte más rentable, hay que ser prácticos”, precisó Francesc Homs, que recalcó que lo fundamental es que “la unidad ha de quedar preservada”. El conseller de Presidència defendió, en este contexto, la necesidad de que el independentismo se siga presentando a las elecciones españolas para poder aplicar el mandato del 27S y salvaguardar los intereses catalanes “mientras la construcción de un Estado independiente no sea una realidad” y pronosticó que “al final el Estado español se acabará sentando en la mesa para negociar” la separación de Catalunya por cinco razones : “el deseo de hacer un país nuevo”, “puro interés”, “pura necesidad”, “madurez democrática” y “la presión de los mercados”.

Mientras tanto, el grupo de Junts pel Sí en el Parlament oficializó su organigrama interno, con Jordi Turull como presidente y Marta Rovira como portavoz, y nombró un equipo de coordinación del que forman parte asimismo los cabezas de lista de las cuatro circunscripciones: Raül Romeva, Lluís Llach, Josep Maria Forné y Germà Bel, que además se perfila como portavoz adjunto en la Cámara.

http://www.lavanguardia.com/politica/20151023/54437400478/junts-pel-si-cup-negocian-declarar-proceso-investidura.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.