Hosting por dinahosting.

La comunidad internacional promete 9.000 millones para los sirios

Reino Unido anuncia que es la mayor cantidad para ayuda humanitaria donada en un día

La comunidad internacional ha prometido 10.000 millones de dólares (casi 9.000 millones de euros) para atender las múltiples necesidades de los refugiados sirios acogidos en los países vecinos, fundamentalmente en Turquía, Jordania y Líbano. Así lo ha anunciado este jueves en Londres el primer ministro británico, David Cameron. “Los resultados de hoy no son la solución de la crisis, aún tenemos que buscar una transición política”, ha puntualizado. “Pero con estos compromisos, nuestro mensaje para la gente en Siria y la región es clara: estaremos con ustedes y les apoyaremos tanto tiempo como sea necesario”, ha añadido.

La conferencia de donantes de Siria ha arrancado esta mañana en la capital británica para coordinar la respuesta de la comunidad internacional ante la mayor crisis humanitaria de cuantas atraviesa el planeta. Setenta países y organizaciones no gubernamentales se han reunido con la intención de reunir fondos para facilitar ayuda humanitaria a los sirios desplazados en su país por la guerra civil y a los refugiados que están en los países vecinos.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha prometido entregar 2.300 millones de euros de aquí a 2018, incluyendo 1.100 millones de euros este año. Las agencias de la ONU reclaman algo más de 6.900 millones de euros para hacer frente al desastre ocasionado por la guerra siria este año. Además, serían necesarios otros mil millones de euros para financiar los planes de respuesta nacional de los países de la región.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha denunciado que “todas las partes de este conflicto están cometiendo abusos de derechos humanos de una escala y una depravación alarmantes”. “La situación es insostenible”, ha añadido en su intervención. “No podemos seguir así. No existe una solución militar. Solo el diálogo político rescatará al pueblo sirio de su intolerable sufrimiento”.

Bajo el lema “Apoyar a Siria y a la Región”, la conferencia ha sido organizada conjuntamente por Reino Unido, Alemania, Kuwait, Noruega y Naciones Unidas. Se celebra en el centro de conferencias Queen Elizabeth II, frente al Parlamento de Westminster, y cuenta con la presencia de hasta 30 jefes de Estado y de Gobierno. Entre ellos, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry; la canciller alemana, Angela Merkel, y el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif. Por parte de España, está el secretario de Estado para Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Gracia, acompañado de dos directores generales.

Gracia ha explicado a EL PAÍS que España va a comprometer “una contribución inicial en 2016 de nueve millones de euros en ayuda humanitaria, a través del Programa Mundial de Alimentos, la Cruz Roja, Acnur y UNICEF”.

“Entendemos que tiene que haber una solución política”, ha añadido el secretario de Estado. “España trabaja en el Consejo de Seguridad de la ONU para garantizar el acceso a las regiones asediadas y el cumplimiento de las reglas del derecho humanitario. El problema es el acceso a las zonas asediadas con hambre, y la dificultad de los trabajadores humanitarios para llegar a las poblaciones afectadas. Eso se está complicando, y el propio Kerry se ha comprometido por la mañana a trabajar en ello. Por otra parte, aunque dada la solución política en España tampoco podemos comprometer mucho a largo plazo, vamos a proponer que se incluya a Jordania y Líbano entre los países prioritarios de la cooperación española”.

Además de recaudar dinero, los objetivos de la conferencia incluyen coordinar el apoyo a los países vecinos de Siria y contribuir al proceso de paz. El diálogo que empezó el fin de semana pasado en Ginebra entre el Gobierno de Damasco y las fuerzas rebeldes sirias fue suspendido este miércoles, tras el avance de las fuerzas gubernamentales en el norte del país. El mediador de la ONU, Staffan de Mistura, anunció que las conversaciones se reanudarán el 25 de febrero.

Cuatro años de guerra civil en Siria han provocado unos 250.000 muertos y el desplazamiento interno de 13,5 millones de personas (más de la mitad de los 20 millones que vivían en Siria al comenzar la guerra). Otros 4,2 millones de sirios se encuentran refugiados en los países vecinos. Esos desplazamientos han causadouna descomunal crisis humanitaria en la región y una inédita ola migratoria a Europa, donde se han disparado las solicitudes de asilo por parte de sirios hasta superar las 800.000 peticiones desde 2011.

La comunidad internacional estima que se necesitan cerca de 11.000 millones de euros para responder a la crisis humanitaria siria este año. El objetivo de la conferencia, según fuentes de Downing Street, es acercarse a esa cifra.

David Cameron ha anunciado que Reino Unido, el país anfitrión de la conferencia, invertirá 1.200 millones de libras más (unos 1.700 millones de euros) en ayuda a Siria y la región. El país ya había comprometido 1.120 millones de libras, convirtiéndose en el segundo donante bilateral del mundo. Con el añadido de hoy, serán 2.320 millones de libras (3.250 millones de euros) los que destine a la crisis humanitaria en los próximos cuatro años. “Pero la conferencia que celebramos hoy no es solo sobre dinero”, ha aclarado el primer ministro. “Nuestro nuevo enfoque de utilizar la recaudación de fondos para construir estabilidad, crear empleos y proporcionar educación puede tener un efecto transformador en la región y crear un futuro modelo para la atención humanitaria”.

Alemania, en cuya representación ha asistido Merkel, también ha anunciado que doblará su contribución. La UE quiere liderar esas contribuciones, según un alto cargo de la diplomacia europea, informa Lucía Abellán. Hay 19 países de la Unión Europea que han prometido aportaciones, entre ellos España. Hasta ahora la UE ha comprometido por este conflicto más de 5.000 millones de euros. Algo más de la mitad (2.600) provienen de las instituciones europeas.

A medida que la crisis se prolonga, la respuesta tiene que ir más allá de la ayuda humanitaria, explican las fuentes diplomáticas europeas. No basta con dar comida. Hay que ocuparse de la educación de los niños desplazados, del permiso de trabajo de los refugiados, de la seguridad en los campos… Incluso si el conflicto se parara, la UE seguirá teniendo una crisis de refugiados. Los que están ya en Europa no volverán rápidamente a Siria y puede que sigan llegando.

Parte del dinero recaudado se destinará también a los países vecinos, sobrepasados por la llegada de los refugiados. El rey Abdalá II de Jordania dijo esta semana en una entrevista a la BBC que su país está en un “punto de ebullición” por la presión que ejerce sobre los servicios sociales del país la gran cantidad de refugiados sirios que llegan.

La cita empezará con los discursos de los representantes de los países organizadores para luego dividirse en grupos de trabajo que tratarán asuntos concretos, como la respuesta humanitaria, oportunidades económicas, situación interna de Siria y educación. También tendrán voz representantes de organizaciones no gubernamentales.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/02/04/actualidad/1454541007_261443.html

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.