Publicado el

La CUP allana los presupuestos pese a exhibir su incomodidad

El Parlament tramita las cuentas del 2017 con el apoyo de dos diputados ‘cupaires’
Los anticapitalistas no garantizan su ‘sí’ definitivo y emplazan al Govern a negociar

Barcelona 29 11 2016 Oriol Junqueras i Carme Forcadell  amb els pressupostos del 2017 Fotografia de Joan CORTADELLAS

 Un pequeño paso para la estabilidad, pero grande para el Govern. Los presupuestos del 2017 ha superado este martes su primer trámite parlamentario, la admisión a trámite, cota que no alanzaron, en junio, las cuentas del 2016. La CUP, como ya había anunciado, dio su apoyo a regañadientes (dos votos a favor de las cuentas y ocho abstenciones). “No estamos cómodos y sabemos que nos criticaran todos”, ha reconocido la portavoz anticapitalista Eulàlia Reguant, que no ha garantizado su voto a favor en la votación definitiva y ha emplazado al Govern a seguir negociando.

La diputada ha hecho una intervención dura con el Govern que ha sido entendida por sus miembros como un intento por compensar, precisamente, el sentido del voto.

La aproximación de Oriol Junqueras al Govern (iniciada en el 2012) ha creado el soniquete de que, en cada ejercicio, el Ejecutivo propone “los presupuestos más sociales de la historia”. Una afirmación que se sustenta en el porcentaje del gasto social. Los presupuestos del 2017 no son una excepción, aunque los euros, en valor absoluto, que se destinan a estas partidas sean, aún, inferiores (en más de 2.000 millones) a los que se destinaban en el 2010. Haciendo bueno aquello de ‘excusatio no petita, acusatio manifesta’, Junqueras, en la presentación de su proyecto de cuentas, ha recordado que en el 2010 el Govern (donde su partido estaba representado) tenía poco menos que barra libre para endeudarse.

En el 2010, el último del tripartito, es decir, del Govern PSC-ERC-ICV-EUiA, el déficit fue del 4,5% del PIB. Una situación que Junqueras ha comparado ahora con el control “y la imposición del margen de déficit” que ejerce el Gobierno del Estado. Hoy en manos del PP y, entonces, cuando existía la laxitud en el endeudamiento, en las del PSOE. Este 2016 se cerrará con un déficit del 1%.

Junqueras ha señalado que la inversión en las distintas ‘conselleries’, es decir, (la reversión de los recortes) aumenta, respecto al 2015, en 1.521 millones. Gracias a la buena marcha de la economía catalana (a diferencia de los años de Andreu Mas-Colell). Y también a las nuevas medidas recaudatorias puestas en marcha en este ejercicio (impuesto sobre las bebidas azucaradas y a los famosos activos no productivos, por ejemplo) que aportarán 180 millones anuales.

SANIDAD Y EDUCACIÓN

De esos 1.521 millones, un 77% (1.140 millones) irán a las políticas sociales. Y estas representarán el 74,7% del total del gasto. La sanidad catalana es la que se lleva la mayor parte del león, del aumento de inversión, con 410 millones. El incremento en Educació es de 340 millones, con 3.599 nuevos docentes.

En el turno de la oposición, los partidos de izquierda, encabezados por la propia CUP, requirieron a Junqueras que aboradara la reforma fiscal, es decir, el aumento de los tipos del IRPF para los que más cobran, tal y como “ERC ha defendido siempre”, le ha recordado Joan Coscubiela (Catalunya Sí que es Pot).

Ciutadans y PP, por su parte, embistieron contra el proyecto político del Govern, es decir, contra el referéndum y el proceso de secesión. Unas cuestiones en las que Junqueras no ha entrado apenas. El pleno era para hablar de números y de números habló.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/junqueras-presentacion-parlament-presupuestos-generalitat-2017-5703194

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play CAPTCHA Audio
Reload Image