Publicado el

La CUP lamenta que la oferta presupuestaria del Govern no suba el IRPF

Los anticapitalistas distribuyen argumentos a favor y en contra de las cuentas
El Govern espera un voto favorable en la reunión de los ‘cupaires’ del próximo sábado
 La CUP no suelta prenda. Hasta el próximo sábado no se sabrá si la formación anticapitalista decide avalar o no los presupuestos tras la última oferta del Govern. En una comparecencia en el Parlament, el diputado Albert Botran se ha limitdo a dar una de cal y otra de arena. Por un lado, ha echado de menos la gran reivindicación de su partido: un cambio en la fiscalidad (IRPF, sucesiones o patrimonio) para hacerla más “redistributiva”; por otro, ha constatado “avances” respecto a la oferta económica adicionan el educación (140 millones) y renta garantizada (45 millones), de acuerdo con las exigencias de los sectores afectados y de la propia CUP.

Botran se ha limitado a afirmar que la decisión está “en manos de la militancia” de la formación. En cualqiuer caso, ha emplazado al Govern a cerrar acuerdos con los movimientos sociales implicados en la reinvidicación de mejores en la educación (para revertir los recortes aplicados desde el 2010) y en renta de ciudadanía (donde un grupo de entidades lleva desde el 2014 insistiendo en la necesidad de aprobar una ley, tras presentar una iniciativa legislativa popular”.

ARGUMENTOS PARA EL SÍ Y EL NO

En un argumentario interno de la CUP todavía no definitivo, avanzado por el diario Ara, la CUP incorpra argumentos tanto para el sí como para rechazar las cuentas. Una opción, esta última, que según el ‘president’ Puigdemont comportaría la automática convocatoria de elecciones y por tanto un punto y aparte en el proceso soberanista. En cambio, la diputada de la CUP Anna Gabriel sostiene que aun sin presupuestos puede seguir la legislatura y celebrarse el referéndum de autodeterminación.

En cuanto a los argumentos para el sí, algunas agrupaciones denuncian el “chantaje” del Govern con el presupuesto como exigencia para celebrar el refe’réndum pero “la realidad es que queda en nuestras manos poner las condiciones para que se materialice la ruptura”. Estas agrupaciones apuestan por dar dos votos a favor y ocho abstenciones y creen que un sí al presupuesto trasladaría la presión a Junts pel Sí para que lleve a cabo la consulta. Se trataría de un sí instrumental sin defender el contenido de las cuentas.

Respecto a las razones para votar en contra, se indica que apoyar las cuents es aceptar los recortes “derivados de las políticas neoliberales como un mal menor ante un referéndum que no está claro que se pueda celebrar”. “El referéndum al que se ha comprometido el ‘president’ muy probablemente no se hará en septiembre porque el Estado utilizará todos los medios a su alcance para impedirlo y ante ello el Govern evitará el choque frontal”, apunta la agrupación de Riudebitlles. En definitiva, los partidarios del no creen que apoyar las cuentas haría perder coherencia ideológica a la CUP.

OPTIMISMO DEL GOVERN

Por su parte, el Govern mantiene un discreto optimismo respecto a la decisión final de los cupaires. En el Ejecutivo de Puigdemont observan cómo de momento los anticapitalistas no estan usando los tambores de guerra cara a la decisiva reunión del consejo político del sábado.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/cup-lamenta-que-oferta-presupuestaria-del-govern-suba-irpf-5762808

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Play CAPTCHA Audio
Reload Image