Hosting por dinahosting.

La gripe de Díaz deja a Sánchez el protagonismo en el cónclave del PSOE

La presidenta andaluza iba a inaugurar la convención autonómica del partido

El pistoletazo de salida para todas las elecciones que el PSOE va a afrontar en 2015 en España —andaluzas en marzo, municipales y autonómicas en mayo, generales a final de año— iba a darlo este sábado la presidenta andaluza, Susana Díaz, en la inauguración de la convención autonómica que los socialistas celebran en Valencia. Pero la indisposición de Díaz, embarazada de poco más de tres meses, a causa de una gripe, provocará su ausencia y hará caer las expectativas abiertas en su partido.

Formalmente, la intervención de la presidenta andaluza y la de Javier Fernández, presidente de Asturias, los dos únicos gobernantes regionales del PSOE, no obedecían a nada extraordinario, pero en el PSOE se aguardaba con gran interés el discurso de Díaz. Esta iba a ser su primera comparecencia después de los chispazos que habían saltado entre ella y el secretario general del partido, Pedro Sánchez, al haberse asentado en sectores relevantes socialistas la tesis de que Díaz podría aspirar a ser candidata a la presidencia del Gobierno de España.

En el guion de esta convención aparecían Díaz y Fernández como protagonistas de la jornada del sábado. En un papel menos destacado está el resto de los candidatos electorales, que serán portavoces en los foros de debate organizados en esta convención valenciana. El final se lo reservaba Pedro Sánchez, que este domingo clausurará la convención y lanzará su mensaje al partido.

Los distintos secretarios generales, tras conocer la indisposición de Susana Díaz, reaccionaron con apreciaciones ambivalentes. Por un lado, Susana Díaz, con su ausencia involuntaria, según comunicó su partido, deja todo el protagonismo a Pedro Sánchez y desaparece la posibilidad de que fuera más ostensiblemente aclamada que el secretario general por los más de 1.700 socialistas inscritos en esta convención.

Esta lectura no es la única, dado que la dirigente andaluza no se verá escudriñada en cada uno de sus gestos y sus palabras. Si hubiera hablado este sábado, cualquier referencia fuera del ámbito andaluzpodría haberse interpretado como un guiño a posibles aspiraciones nacionales. En cualquier caso, su ausencia evitará toda posibilidad de comparación con Pedro Sánchez.

Antes de que se conociera su indisposición, los secretarios generales consultados daban por seguro que Susana Díaz iba a ser en esta convención un referente de la máxima relevancia, como lo será el resultado que obtenga en las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo. “Su éxito vendrá bien a todo el PSOE y será un empuje y un impulso para los candidatos autonómicos”, afirma un barón territorial, un argumento compartido por todos los demás.

El adelanto electoral en Andalucía ha colocado a Susana Díaz a la cabeza de los retos de todo el PSOE. Los comicios andaluces serán la primera prueba para Podemos, así como un test importante para IU, UPyD y Ciudadanos. Todos aspiran a pescar en el caladero de los socialistas. El PP, por su parte, también medirá sus fuerzas con el PSOE de Susana Díaz.

Otra forma de hacer es el lema elegido para esta convención y cuyo significado apunta directamente a la gestión de los socialistas en Andalucía y Asturias

En esta convención, aunque no acuda la líder socialista, su comunidad estará muy presente.Otra forma de hacer es el lema elegido para esta convención y cuyo significado apunta directamente a la gestión de los socialistas en Andalucía y Asturias. Aunque la oposición ataca a la presidenta andaluza por los malos datos del paro en esa comunidad autónoma, el PSOE enfatiza las políticas de bienestar y la suavidad de sus recortes, siempre según su versión, en relación a lo que ocurre en otras comunidades gobernadas por el PP.

El responsable de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, andaluz, y la titular de Estudios y Programas, Meritxell Batet, catalana, diseñadores y responsables de esta convención, ponen como ejemplo el gasto en políticas de ayuda a la dependencia tanto de Andalucía como de Asturias. “En las comunidades autónomas de Gobiernos socialistas se ha priorizado en gasto social”, afirma Antonio Pradas. Este reconoce que Andalucía, al ser la primera en concurrir a las elecciones, se la juega, pero señala que “por obligación” proclamará a los cuatro vientos que a “Andalucía le iría mejor si el Gobierno central no la tuviera estrangulada”.

De esta convención no saldrá un programa electoral ya que su elaboración corresponde a cada comunidad autónoma, aunque sí habrá un documento con líneas maestras aprovechables para las 13 autonomías que celebran elecciones en mayo, para las ciudades de Ceuta y Melilla y para la propia Andalucía. El blindaje del Estado de bienestar figurará a la cabeza, así como el compromiso de que no haya copago sanitario. El broche lo pondrá el domingo Pedro Sánchez, que se hará corresponsable de esas elecciones junto a los candidatos que aspiran a las presidencias autonómicas.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »