Hosting por dinahosting.

La incertidumbre tensa el debate electoral de Barcelona en RAC1

La Vanguardia:

La evidencia de que no habrá mayorías sólidas aboca a los candidatos a un todos contra todos | Trias es el único candidato que se abre a pactar con quién sea, incluida Ada Colau

El debate emitido hasta hace unos minutos en El món a RAC1 de los cinco candidatos a la alcaldía de Barcelona en las elecciones municipales describe el siguiente escenario: de un extremo al otro del arco político los aspirantes están casi totalmente de acuerdo en qué problemas más apremiantes tiene la ciudad, el desempleo, la desigualdad, el impacto del turismo…, pero nadie se atreve a hacer conjeturas sobre cómo y quién, con qué aliados, se propone solventarlos.

La incertidumbre del resultado de la noche del 24 de mayo, previsiblemente sin mayorías absolutas y ni tan siquiera sólidas mayorías relativas, hace presagiar a los aspirantes que tendrán que gobernar en complejas alianzas lo que añade unas gotas de malhumor al debate en un clima político general más dudoso todavía. Ningún candidato sabe a ciencia cierta a quién debe cortejar y a quién encararse sin condescendencia alguna.

Sólo el alcalde y de nuevo aspirante, Xavier Trias ha vuelto a tender la mano a todos los grupos políticos sin exclusión y se ha sumado a la propuesta del Tercer sector para la firma de un pacto social.

La invitación de Trias incluye a los dos candidatos, Alberto Fernández y Ada Colau que se han excluido de un eventual pacto con él. El candidato del PP, ha dejado dicho que no piensa volver a entenderse con el alcalde de “la estelada” al que ha calificado de “fraude” porque no ha cumplido el programa de cambio que prometió cuando arrebató la alcaldía a los socialistas en 2011.

En el otro extremo, Ada Colau, insiste en que ella está ahí para sacar al actual alcalde  del despacho de la plaza de Sant Jaume, pero ya no excluye los pactos con otros grupos.

En el debate, conducido por Jordí Basté, Jaume Collboni, el candidato socialista  y Xavier Trias se han enfrentado a cuenta de la situación financiera de la ciudad. Collboni defendía que los socialistas cedieron en 2011 el Ayuntamiento al gobierno nacionalista de Trias con la caja bien llena pero el alcalde ha dicho que no, que han sido ellos los artífices de las cuentas saneadas con las que ahora termina el mandato municipal. “Ustedes nos dejaron un déficit de 800 millones y yo he tenido que gastar el superávit en corregir esa situación”. Collboni, en un aprieto, ha tenido que recurrir al ministro Montoro para tratar de demostrar que el alcalde no estaba en lo cierto. Trias no ha desaprovechado la oportunidad que le brindaba: “Ya estamos todos, ahora solo hace falta que me hable del ministro Wert”.

Alfred Bosch se ha enfrentado a Alberto Fernández al que ha reprochado sus acuerdos con el gobierno de CiU en este mandato. “Usted dice que el señor Trias ha hecho un fraude. ¡Pero si lo pactado todo! Han pactado los presupuestos, han pactado la Marna del Port Vell, la ampliación de los centros comerciales… Usted ha pactado ese fraude”. Alberto Fernández se ha defendido recordando que él también reprobó al alcalde por el caso de Can Vies.

Ada Colau ha tratado de entrar en el diálogo planteando algunas preguntas directas al alcalde Trias que, en parte, han quedado sin contestar. El único adversario dialéctico que se ha ganado Colau en esta campaña es Alberto Fernández que le ha recordado que la participación de Iniciativa per Catalunya en su proyecto político le hace corresponsable de su gestión en los antiguos gobiernos de la ciudad y en la administración metropolitana. Colau nunca consigue defenderse del todo de este reproche.

La proliferación de grandes centros comerciales, una cuestión que ha planteada en tono crítico la candidata de Barcelona en Comú, ha suscitado uno de los tramos más encendidos cuando Trias ha asegurado que él no ha impulsado ningún plan urbanístico para ampliar ninguna superficie comercial en este mandato y que se ha limitado a desarrollar el planeamiento que habían dejado los anteriores gobiernos. “Nosotros hemos hecho lo que ustedes ya habían autorizado. Esto de buenos y malos… la porquería –ha dicho literalmente Trias- a cada uno la que le toca”.

Jordi Basté ha acabado la emisión con una pregunta dirigida a los cinco aspirantes que da mucho de sí: ¿Qué relación personal tienen entre ustedes? Trias ha dicho que la relación personal ha de estar por encima de la política. “Es muy importante que así sea”. Collboni le ha secundado: “hay una buena relación personal y es importante que así sea porque se ha de hablar de muchas cosas” y Fernández ha sugerido que “este clima siempre ha existido en Barcelona”. Colau se ha separado de este retrato fraternal: “yo no los conocía. De hecho, sólo nos vemos en los debates”.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »