Hosting por dinahosting.

LA JUSTICIA EN ESPAÑA

Carlos-Lesmes-CGPJSegún todas las encuestas, la justicia en España es una de las instituciones peor valoradas por la ciudadanía. Y no nos falta razón.

La justicia en nuestro País está inmersa en un inmenso caos, debido principalmente por las presiones que ejerce el Gobierno sobre los jueces que él mismo ha elegido entre los más cercanos a su ideología política. Es la falta de independencia del poder Judicial, el que le lleva a ser el clásico poder en un gobierno de tipo dictatorial. Nuestro Tribunal Supremo, Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Constitucional y Fiscalía General, están formados por jueces seleccionados por el Gobierno, o bien por el Congreso donde tiene mayoría absoluta el partido gobernante.

En su día pasó con la doctrina Botín, que fue creada expresamente para beneficiar a este señor, que en ningún momento se hizo merecedor de tal relieve,  (ahora hemos descubierto que tenía dinero en una Banca Suiza, según la lista de Falciani). Después pasó con la doctrina Parot, en donde se aplicó una ley aparecida posteriormente a las condenas habidas. Una auténtica aberración jurídica creada expresamente para no liberar a varios etarras que habían terminado su condena. Tuvo que ser la Justicia de la UE quién deshizo el entuerto.

También ha ocurrido con el papel del Fiscal en el caso de la Infanta Cristina, que más ha parecido un abogado defensor que un fiscal, actuando conjuntamente con el Ministerio de Hacienda para no inculpar a la Infanta.

Ahora, en un nuevo caso, también ha tenido que ser la Justicia de la UE quién pusiera un poco de orden en el caos. En el pasado enero, el T. Supremo dictó una sentencia por la que el etarra Santi Potros tuvo que regresar a la cárcel, al no reconocer el tiempo transcurrido en las cárceles francesas, lo que sí habían hecho los jueces de la Audiencia Nacional. Otra aberración jurídica, únicamente explicable por las presiones del Gobierno que, a su vez, se dejó influir por las presiones de las A.V.T.

Carlos Lesmes no se merece el honor de ser Presidente del T.S., todo su brillante historial como jurista y juez se ha ido al garete, pues ha antepuesto sus ideas partidistas a los dictados jurídicos más elementales.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »