Hosting por dinahosting.

LA MESTA

1351452786_373580_1351454420_portadilla_normalEs la institución castellana que mayor influencia ha tenido desde el siglo XII al XVII. Quinientos años de caudillaje que han marcado a la tierra castellana y al hombre castellano.
El Honrado Concejo de la Mesta de los Pastores de Castilla, fue creado en el s. XIII, y agrupaba a todos los ganaderos de corderos, consiguiendo grandes privilegios de los Reyes a cambio del pago de importantes impuestos.

La Mesta definía el paso de las cañadas, que unían los pastos veraniegos del norte con los pastos invernales del sur, aunque fuera en contra de los intereses de los agricultores. La agricultura nunca fue apreciada por nadie en Castilla.
El pastoreo invita a la agresión, mientras que la agricultura invita al pacifismo. Desde los tiempos de Mesopotamia esta distinción está clara. El agricultor siempre es el que ha sido invadido por el pastor.
En este sentido, la Mesta ha podido marcar el carácter del hombre castellano, del mismo modo que si el castellano es un hombre austero, es debido a que la tierra castellana también es austera.
Se dice que en la Edad Media una ardilla podía ir de árbol en árbol desde el Cantábrico hasta Cádiz. Tal era la frondosidad de bosques que teníamos. Sin embargo, a la Mesta no le convenían los bosques, sino tierras de pastoreo, por lo que fue ella quien inició la tala de árboles a gran escala, convirtiendo Castilla en lo que ahora es. Hay una comarca, la llamada “Tierra de Campos” en Valladolid, que conozco personalmente, y en donde se pierde de vista el horizonte sin ver un solo árbol. Un paisaje impresionante.
Mientras la Mesta era cada vez más rica y poderosa, los agricultores estaban cada vez más empobrecidos. Unicamente los cereales de escasa productividad  tenían cabida, y además en barbecho (la tierra debía descansar varios años antes de una nueva siembra).
La lana producida por la Mesta era lana Merina que, en aquellos tiempos, era la de mejor calidad, solo superada en siglo XIX por Australia. Y se exportaba desde los puertos de Laredo y Fuenterrabía, principalmente hacia los centros de producción de tejidos ubicados en Flandes e Italia.
El Honrado Concejo de la Mesta dejó de existir con la llegada del liberalismo, concretamente en virtud de la Real Orden de 31-1-1836, convirtiéndose en simple asociación, sin apenas privilegios, lo cual condujo a la aniquilación de todo vestigio de la misma.
El daño que la Mesta ocasionó a Castilla fue enorme, erosionando la tierra y marcando al hombre castellano en su carácter duro y austero.

Deja un comentario

CAPTCHA Image
Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.

Translate »