Hosting por dinahosting.

LA TRAMA Y LA MAFIA DEL CANAPÉ

intenta reemplazar su término fetiche (la casta), con el que irrumpió en el escenario político en 2014, por un nuevo concepto con el que impugnar el sistema e identificar un enemigo. La “trama”, que alude a una supuesta red corrupta de políticos y empresarios que ostentarían el verdadero poder.

¿Qué es la trama, según Podemos? Se trata de “una red de altos cargos del Estado, destacados políticos, algunos expresidentes o exministros, y también de destacados empresarios, que mandan en este país en lugar de este Parlamento”, le espetó Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos, al ministro de Justicia, Rafael Catalá, en una sesión de control al Gobierno.

Montero desarrolló después la tesis con una enumeración de empresarios que accedieron a la dirección de grandes corporaciones con la llegada de José María Aznar al poder en 1996, y citó a Juan Villalonga (Telefónica), César Alierta (Tabacalera) y Rodolfo Martín Villa (Endesa). “Les sonarán también Francisco González en Argentaria, [Miguel] Blesa en Caja Madrid. Desde Génova se mandaba y desde Caja Madrid y Bancaja se financiaban las cosas que ustedes querían”, sostuvo. “Quizá eso guarde relación con que después en los papeles de Bárcenas aparecen OHL o Sacyr como empresas que habían hecho pagos de 380.000 y 530.000 euros”, concluyó.

La portavoz parlamentaria inquirió también al titular de Justicia por lo que llamó la “mafia del canapé”, descrita como “una red de influencia en torno a ciertos cargos de la cúpula judicial con el efecto de acercarles al poder empresarial y al poder político a través de actos de canapé, como los palcos en partidos de futbol o comidas en restaurantes elegantes”.

Para el nuevo jefe del discurso de Podemos, Antonio Honrubia, el Estado es “una especie de Sociedad Limitada manejada desde diferentes espacios de toma de decisiones, simultáneas y complementarias, por una serie de familias y personajes de gran poder político y económico que actúan bajo una lógica de tipo mafiosa para beneficio propio y en contra de los intereses de las mayorías sociales”.

Y  en todo ello, todavía falta insertar el juego que realizan los medios de comunicación, con una clara dependencia hacia las grandes empresas y los bancos.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.