Hosting por dinahosting.

LA UE EN DEFENSA DEL CONSUMIDOR ESPAÑOL

carlos-lesmes_320x0Una vez más, los servicios jurídicos de la UE han salido en ayuda del consumidor español, evitando que la cláusula suelo sea motivo para que los bancos cobren de los hipotecados aquello que no deberían cobrar. La “cláusula suelo” es una cláusula contractual que establece un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca inmobiliaria, aunque los intereses ordinarios que se han acordado con la entidad financiera estén por debajo o bajen.

Ya en una sentencia de nuestro T. Supremo de 2013, dejaba clara la ilegalidad de la llamada “cláusula suelo”, pero lo dejaba sin efecto retroactivo, es decir, los bancos debían devolver todo lo cobrado por este concepto pero solo a partir de la fecha de la sentencia. Ahora, lo que nos dice la UE es que lo han de devolver todo lo cobrado ilegalmente.

El Alto Tribunal español para justificar la retroactividad solo parcial de las cláusulas suelo (a partir de la fecha de su sentencia, mencionada anteriormente) esgrimió como argumentos que si los bancos hubieran tenido que devolver todo lo cobrado, esto habría puesto en riesgo “la estabilidad del sistema financiero”.

Es una argumentación que cae por su base. Si la cláusula suelo es ilegal, lo será con independencia de si afecta o no a la estabilidad del sistema financiero. En esta misma argumentación, el T. Supremo descubre que se sometió a las presiones del Gobierno de Rajoy, quien prefirió defender la estabilidad de los bancos antes que defender al pueblo español. Ahora todo esto no sirve para nada, la jurisdicción de la UE se antepone a todo lo demás.

En cuanto a la banca, esta sentencia demuestra cómo durante los años de la burbuja y de la crisis los bancos abusaron de muchos de sus clientes, sin que quienes tenían la obligación de defender al ciudadano hicieran lo más mínimo, al contrario. Y encima los volvemos a votar.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.