Hosting por dinahosting.

Las elecciones catalanas dificultan la estrategia negociadora de Rajoy

  • El PP pide al PSOE que vuelva a la mesa para acordar la formación de gobiernoLas elecciones catalanas dificultan la estrategia negociadora de RajoyEntraban dentro de lo posible, pero el Gobierno y el PP las consideraban muy difíciles. Las elecciones que se avistan en Catalu­nya tras el no de la CUP a Artur Mas interfieren en la estrategia negociadora de Mariano Rajoy para conseguir formar gobierno en España, aunque en fuentes delPP creen que todavía es posible conseguir la investidura del actual presidente en funciones y no estan condenados a una repetición de las elecciones, como cada vez más sectores del PP creen.

Mariano Rajoy esperaba que la formación de un gobierno independentista en Catalunya, que empezara a dar pasos de creación de estructuras de un estado catalán que requiriera una reacción firme del Gobierno español ejercería una presión sobre el PSOE que podría obligarle a permitir al final su investidura, para plantar cara a los independentistas. La convocatoria de elecciones y el hecho de que el proceso soberanista se paralice, por lo menos hasta que se constituya el nuevo Parlament, afloja esa presión en un PSOE que ya ha dicho por activa y por pasiva que no apoyará la investidura de Mariano Rajoy.

Pero no sólo eso. Ciudadanos, que parecía su socio fijo en una posible investidura, tendrá ahora, creen en el PP, que distanciarse del partido de Mariano Rajoy, para no aparecer en las elecciones catalanas como otra versión de los populares, y poder así mantener los votos que su candidata, Inés Arrimadas, consiguió el 27-S, convirtiéndose en el segundo partido del Parlament.

No obstante, en el PP consideran que aún hay tiempo, que si el calendario se cumple según lo previsto, las elecciones catalanas se celebrarán antes de que se cumpla el plazo para elegir presidente en España. puesto que si se celebra la primera investidura de Rajoy, en la que sabe que no tendrá posibilidades de salir elegido, a finales de enero o principios de febrero, la fecha límite para elegir gobierno sería finales de marzo o principios de abril, cuando ya se habrían celebrado las elecciones en Catalunya, que podrían ser el 6 de marzo, y todavía dispondría el PP de un mes para conseguir una investidura in extremis, antes de que se convoquen elecciones.

De todas formas, el PP no va a rebajar la tensión sobre el PSOE y seguirá interpelando a Pedro Sánchez para que vuelva a la mesa de negociación. En este sentido, el PP no deja pasar oportunidad para poner de manifiesto la débil situación del líder socialista en su partido. La vicesecretaria de estudios y programas del PP, Andrea Levy, que ayer compareció en rueda de prensa junto al candidato del PP, Xavier García Albiol, en la sede del PP en Madrid, habló del deseo de los populares de abrir una nueva ronda de contactos “con Pedro Sánchez y, o, con el PSOE” para conseguir un acuerdo de estabilidad.

También el vicesecretario de organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, invitó al PSOE a volver a la negociación: “Hoy más que nunca se hace necesario un ejercicio de responsabilidad” y añadió: “Pedro Sánchez tiene que asumir la realidad. Que ha perdido las elecciones y también que el nuevo escenario exige generosidad y responsabilidad”. Generosidad y responsabilidad a las que también apeló Andrea Levy.

Esa forma de presión creen en el PP que le servirá también como estrategia en Catalunya, ya que presentarán al partido de Mariano Rajoy como el único partido capaz de garantizar la estabilidad , en España y en Catalunya, y como el único partido que es capaz de hacer frente, como lo ha hecho, a otro proceso soberanista que pudiera salir de las nuevas elecciones catalanas.

De ahí la repetición de los mensajes que ayer trasladaron los dirigentes del PP y que hoy repetirá Rajoy, que reúne en Madrid a la cúpula de su partido para analizar la nueva situación política: “Es fundamental que los dos principales partidos se sienten a hablar y no a llevar la negativa como respuesta”, dijo Maíllo.

En la misma línea, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, emplazó también al PSOE a sentarse a la mesa a hablar de “un gobierno estable y cuanto antes”, renunciando “a los maximalismos de cada uno y que la gente actúe con responsabilidad y patriotismo. Que por encima de los anhelos personales o de los problemas internos, están los problemas de los ciudadanos y hay que trabajar ahí”.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.