Hosting por dinahosting.

LAS POLÍTICAS MEDIOAMBIENTALES EN ESPAÑA

La Comisión Europea ha presentado un análisis de las políticas medioambientales de los 28. Y, en el caso de España, Bruselas suspende nuestra política fiscal. Critica que España sea el tercer país de la UE con los ingresos más bajos por fiscalidad verde. En concreto, en 2014 los impuestos medioambientales supusieron el 1,85% del PIB, frente al 2,46% de media en la UE. También afea que, al haber gravado menos el gasóleo (más contaminante) que la gasolina, ha causado una “dieselización del parque automovilístico” superior a la media europea. “España todavía subvenciona los combustibles fósiles, el carbón local, los automóviles de empresa y el gasóleo con respecto a la gasolina”, sostiene el informe.

El informe de la Comisión Europea, supone una enmienda a la totalidad de la política fiscal de España. El Gobierno no puede mostrar sorpresa ante este suspenso, ya que son muchos los organismos internacionales que llevan años pidiendo a España que reforme su sistema impositivo para gravar las actividades más contaminantes y desincentivarlas.

Dice el mismo informe que: “Hay un margen claro para revisar los impuestos medioambientales, principalmente en los sectores del transporte y la energía, pero también en los ámbitos de la contaminación y el uso de los recursos”. La Comisión Europea pone como ejemplo que los tributos “municipales de circulación no siempre reflejan el rendimiento medioambiental de los vehículos”.

Uno de los casos más llamativos de las subvenciones a los combustibles fósiles es el del “diferencial diésel-gasolina”, que “no está justificado desde una perspectiva medioambiental”. Bruselas recuerda que “el diésel emite niveles superiores de varios contaminantes atmosféricos y debería estar sujeto a impuestos más elevados”.

La consecuencia de primar el diésel (más contaminante) frente a la gasolina es la “dieselización” del parque móvil. Este fenómeno se ha producido también en el resto de Europa, pero en España es aún mayor. “Más del 55% de los nuevos vehículos matriculados en la UE son diésel, mientras que en España esta cifra llega al 63%”.

Qué pocas cosas de las que hace el Gobierno gustan en la UE, ya no se trata sólo del déficit, se trata de medidas exigidas por la UE, y que nuestros Gobiernos desprecian, por más que luego digan que les gusta estar en ella. Y es cierto que les gusta estar en la UE, pero sólo para aprovecharse de las ayudas económicas que recibimos, no para aplicar sus políticas de todo tipo.

Deja un comentario

Play CAPTCHA Audio
Reload Image

Traductor
Secciones
Ficheros mensuales

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.